Normas básicas de seguridad para los padres en INTERNET

Publicado el 3 septiembre, 2009 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

raíces

Es imposible impedir que cualquier material ofensivo o peligroso sea expuesto. Se puede castigar después a los responsables, pero no se puede evitar que cometan el delito. Cualquiera puede introducir el contenido que quiera en Internet. A esto hay que añadir que Internet es internacional y que cada país tiene su legislación sobre lo que es la pornografía, lo que son drogas legales o ilegales, etc. Es decir, se puede incluso distribuir por Internet algo que aquí es delictivo pero que, tal vez, en el país de origen no lo es.

Por lo tanto, su hijo/a puede encontrar en Internet material muy inapropiado par su desarrollo personal, intelectual y emocional.

¿Cómo pueden los padres defender a sus hijos cuando están usando internet?

Hay dos cosas que los padres pueden hacer:

. Instalar programas protectores que vigilen y codifiquen la información a la que sus hijos no deberían acceder. Hay muchos y muy variados, pero siempre cabe la posibilidad de que encuentren este material. La mayoría de los filtros impiden el acceso a páginas en las que hay palabras clave (como: ” pornografía”, “sexo”… ) , y los diseñadores de muchas páginas evitan el empleo de esas palabras para hacer inútiles estos filtros. Con la campaña “NAVEGAR TRANQUILOS” pretendemos precisamente ofrecer una opción mucho más eficaz.

. Sentarse con sus hijos cuando quieran navegar por Internet. La única forma absolutamente segura. No hay que plantearles a los niños el problema como si no se confiara en ellos, sino como una consecuencia del cariño que se les tiene: “queremos protegerte de otras personas que no quieren a los niños”.

NORMAS SENCILLAS

. Intente aprender el funcionamiento básico de los ordenadores e Internet.

. Sepa siempre lo que su hijo está haciendo en el ordenador, pregúntele.

. Tenga el ordenador con conexión a Internet situado en una habitación donde suela haber gente, como el cuarto de estar, etc. (excusa: “así pueden utilizarlo todos los miembros de la casa sin molestarse en sus respectivas habitaciones ” ). No lo tenga en el cuarto del niño o del adolescente, donde usted puede no saber qué está haciendo (disuasorio).

. Vigile el tiempo que pasa conectado. Establezca tiempos.

. Limite el acceso a áreas específicas con los programas protectores.

. Si son pequeños no les permita entrar en los chats, o canales de conversación, sin estar un adulto presente.

. Lea los mensajes que reciban sus hijos y sean de desconocidos. Tenga una lista de las direcciones de correo electrónico de los amigos de sus hijos para no leerlas.

. Controle la factura del teléfono.

. No permita nunca que sus hijos queden con alguien que han conocido a través de Internet, aunque sea otro niño y le haya enviado una foto.

10º. Anime a su hijo/a a que le cuente la información extraña o amenazadora que le sea enviada o encuentre en Internet. Si a usted le parece delictiva o especialmente peligrosa háganoslo saber.

11º. Consiga que sus hijos utilicen cuentas de correo “gratuitas”. Puede conseguirlas en páginas como www.hotmail.com y otras. Dichas cuentas son gratuitas y no es necesario dar los datos del menor. De esta forma nadie podrá averiguar la identidad de sus hijos por el correo electrónico.

12º. No contrate servicios de acceso a internet a empresas que le den una dirección IP fija, porque esto haría sencillo localizar a sus hijos cuando están navegando y averiguar su identidad. Pida que la dirección IP no sea fija.

INTERNET ES UN INSTRUMENTO ESTUPENDO… SÓLO HAY QUE SABER COMO UTILIZARLO.

Información extraída de ACPI

Escribió Julio César Ruiz