Operación de trata en pleno centro de Buenos Aires

Publicado el 17 octubre, 2009 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail
Fundación Adoptar, recepciona en agosto del 2007, una denuncia sobre una presunta situación de Trata en Buenos Aires, ante la UFI (Unidad Fiscal contra la Integridad. Sexual y Prostitución Infantil) a cargo del Dr. Juan César Castro, Secretaría de la Dra. Evangelina Osuna, ubicada en la calle Tacuarí 163 1º 6
La denuncia se relaciona con los dichos y observaciones de que en la calle Río de Janeiro 281, Caballito, Buenos Aires, habría este tipo de ilícito, tal cual se denuncia en texto adjunto.
NUEVO Y GRAVE HECHO OCURRIDO EL DÍA 29.10.2008
LA VÍCTIMA, AUNQUE FUE RETIRADA Y TRASLADADA EN UNA AMBULANCIA DEL SAME,
NUNCA LLEGÓ A DESTINO…
11, 30 horas
Personal de Fundación Adoptar concurre al lugar. Al llegar, observamos en el piso, tirada, a una mujer abrazada a un bolso con ropa. Es linda, joven, bien vestida, limpia, prolija. No se detecta por olfato que habría ingerido alcohol o sustancia alguna. Tiene pérdida del conocimiento, está en estado de shock y no responde a la insistencia en despertarla.
Llamamos al SAME que nunca respondió. Por ello, pedimos una ambulancia al Comando Radioeléctrico.
11.40 horas.
Llega un patrullero. Un oficial toma a la joven de un brazo y la arrastra hacia el patrullero, diciéndoles a las personas que hasta ese momento habían estado auxiliándola: “la llevamos a la Comisaría”.
Fundación Adoptar lo detiene y le solicita al policía que llame al SAME. Inmediatamente, como respuesta a nuestro requerimiento, nos pide documentos gritando, amenazante, que seremos testigos, a lo que le pedimos que labre un acta. Se niega a realizar el acta.
El policía no lleva chapa identificatoria, aunque está con uniforme. El personal de Fundación Adoptar que se identifique y nos señala el Móvil en el que había llegado: 211 de la Comisaría 10ª de Capital Federal.
Fundación Adoptar no insiste ni con el acta ni con la identificación del policía, tampoco nos damos a conocer como perteneciente a una ONG, en virtud de no alertar al personal policial, y apurar la llegada de la joven al hospital, a salvo y en condiciones de ser auxiliada, si se trataba -como suponíamos- de una víctima de trata.
12.00 horas.
En ese cuadro de situación, arriba un hombre diciendo que es vecino de la joven, que conoce al marido y lo llamará para que la venga a buscar. En su celular comienza a discar. El oficial asiente con la cabeza al desconocido y se queda esperando el resultado de la comunicación.
Ante ello, Fundación Adoptar interviene: “oficial, la joven está inconciente, necesita ir al hospital, esperemos la ambulancia”. Inmediatamente como respuesta tan sólo escuchamos el insulto del hombre que apareció sorpresivamente, y que abruptamente desaparece de la escena para no regresar. El “marido” aludido por el desconocido, nunca aparece.
Sorpresivamente, dos hombres llegan al lugar, comienzan a hablar con el policía y sin más…se retiran.
De la propiedad de calle Río de Janeiro 281 (fotografía) que tiene la apariencia de abandonada, se asoma la cabeza de una persona, que disimuladamente mira la escena. La joven sigue inconciente, tirada en la vereda.
12.30 horas.
Pasó una hora y la ambulancia no llega. Llamamos al SAME y comprobamos, que ni el Comando Radioeléctrico, ni el policía en la escena ni nadie habían pedido una ambulancia.
12.40 horas.
Llega la ambulancia: El Móvil 234 del SAME. El policía del patrullero, se acerca a hablar con el médico, haciéndose señas de silencio cuando personal de Fundación Adoptar se acerca para escuchar qué decían.
12.45 horas.
Sin revisarla médicamente y con torpeza la suben de un golpe sobre la camilla y la cargan en la ambulancia. A nuestro requerimiento, informan que la trasladan al Hospital Durand.
13.30 horas.
Por vía telefónica, la Supervisora Alejandra Barbieri del SAME, confirma a Fundación Adoptar el traslado al Hospital Durand, con diagnóstico psiquiátrico.
Puestos en antecedentes, por vía telefónica por Fundación Adoptar, la Dra. Vegh de guardia de abogados del Consejo por los Derechos del Niño, Niña y Adolescente, corrobora con el SAME: que la paciente trasladada, se trata de la Sra. Graciela Benaum, de 33 años, y que fue derivada por la ambulancia del SAME al Hospital Durand.
13.40 horas.
Con este cúmulo de información nos comunicamos con algunas organizaciones sociales dedicadas a la Trata, pero no obtenemos ningún tipo de respuestas.
15.00 horas.
Nos comunicamos telefónicamente con la Brigada Anti-Trata del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, informándole dicha situación a la Lic. Betina Esteban la que nos expresa que ya se comunicará con nosotros.
15.40 horas.
Se reitera el llamado telefónico. Repiten que ya se comunicarán.
16.00 horas.
Se comunica con Fundación Adoptar la Lic. Cardamanso del programa Anti-Trata del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, quien nos informa: que si la mujer esclavizada hospitalizada no es menor de edad, la brigada no puede actuar, a lo que respondemos que deseábamos tan sólo que ellos se comuniquen con la Guardia del Hospital Durand para averiguar si Graciela Benaum de 33 años o alguna otra mujer con esas características había ingresado al nosocomio para intentar contactarla. Reiteran que si fuera menor si, para este caso no.
A tal respuesta proponemos a la Lic. Cardamanso que trate de encontrar algún modo, por ejemplo, haciendo como que sospechamos que es menor de edad para intentar esta averiguación a lo que nos responde, de muy mal humor y levantando la voz, y reiterando su imposibilidad.
Finalmente la licenciada concluye la conversación cuando nos dice que: cree lo que decimos, pero que no nos puede otorgar un número de registro sobre nuestra denuncia a ese Programa Anti-Trata, sobre que habría –casualmente- una mujer víctima de trata.
Día 30.10.2008
De 18.00 horas a 02.00 horas.
La Fundación Adoptar, corrobora que no hay en la República Argentina, ninguna ciudadana argentina viva con los datos de la mujer que se la habían llevado en ambulancia y que el SAME, había informado que estaba siendo derivada en su móvil hacia el Hospital Durand a dicha joven.
La Defensoría de Menores e Incapaces del Ministerio Público (de Turno) a cargo del Dr. Atilio Álvarez, informa que no ha recibido información respecto de internación psiquiátrica, ni ninguna otra de persona con ese nombre en ningún hospital.
La abogada Vegh de la Guardia del Consejo por los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes de la Ciudad, informa que en: “el Hospital Durand niegan haber recibido a alguna persona con ese nombre y a NINGUNA OTRA MUJER por ambulancia durante la mañana ni la tarde del miércoles 29 de octubre del 2008.”
02.11.2008
La joven que estaba tirada en esa esquina de Buenos Aires, a cinco metros de la vereda de la casa con explotación comercial sexual de mujeres y travestis de calle Río de Janeiro 281, en Caballito, continúa, hasta el día de la fecha… desaparecida y se desconoce su identidad.

obelisco

Sumario

Fundación Adoptar, recepciona en agosto del 2007 y denuncia una situación de Trata en Buenos Aires, ante la UFI (Unidad Fiscal contra la Integridad. Sexual y Prostitución Infantil) a cargo del Dr. Juan César Castro, Secretaría de la Dra. Evangelina Osuna, ubicada en la calle Tacuarí 163 1º 6. La denuncia se refiere a que en la calle Río de Janeiro 281, Caballito, Buenos Aires exite una vivienda donde se tendría secuestradas a mujeres en condiciones de explotación.

Rio de Janeiro 281

A esta denuncia que hicimos se suma un nuevo hecho grave ocurrido el día 29.10.2008, un año y dos meses después se produce, muy cerca del lugar el siguiente hecho:

Una mujer que cae en plena calle, fue retirada y trasladada en una ambulancia del SAME y nunca llegó a destino.

11, 30 horas

Voluntarios de Fundación Adoptar concurren al lugar. Al llegar, observamos en el piso, tirada, a una mujer abrazada a un bolso con ropa. Es linda, joven, bien vestida, limpia, prolija. No se detecta por olfato que habría ingerido alcohol o sustancia alguna. Tiene pérdida del conocimiento, está en estado de shock y no responde a la insistencia en despertarla.

Llamamos al SAME que nunca respondió. Por ello, pedimos una ambulancia al Comando Radioeléctrico.

11.40 horas.

Llega un patrullero. Un oficial toma a la joven de un brazo y la arrastra hacia el patrullero, diciéndole a las personas que hasta ese momento habían estado auxiliandola: “la llevamos a la Comisaría”.

Fundación Adoptar lo detiene y le solicita al policía que llame al SAME. Inmediatamente, como respuesta a nuestro requerimiento, nos pide documentos gritando, amenazante, que seremos testigos a lo que le pedimos que labre un acta. Se niega a realizar el acta.

El policía no lleva chapa identificatoria, aunque está con uniforme. El personal de Fundación Adoptar le pide que se identifique y nos señala el Móvil en el que había llegado: 211 de la Comisaría 10ª de Capital Federal.

Fundación Adoptar no insiste ni con el acta ni con la identificación del policía, tampoco nos damos a conocer como perteneciente a una ONG, en virtud de no alertar al personal policial, y apurar la llegada de la joven al hospital, a salvo y en condiciones de ser auxiliada, si se trataba -como suponíamos- de una víctima de trata.

12.00 horas.

En ese cuadro de situación, arriba un hombre diciendo que es vecino de la joven, que conoce al marido y lo llamará para que la venga a buscar. En su celular comienza a discar. El oficial asiente con la cabeza al desconocido y se queda esperando el resultado de la comunicación.

Ante ello, Fundación Adoptar interviene: “oficial, la joven está inconciente, necesita ir al hospital, esperemos la ambulancia”. Inmediatamente como respuesta tan sólo escuchamos el insulto del hombre que apareció sorpresivamente, y que abruptamente desaparece de la escena para no regresar. El “marido” aludido por el desconocido, nunca aparece.

Sorpresivamente, dos hombres llegan al lugar, comienzan a hablar con el policía y sin más…se retiran.

De la propiedad de calle Río de Janeiro 281 (fotografía) que tiene la apariencia de abandonada, se asoma la cabeza de una persona, que disimuladamente mira la escena. La joven sigue inconsciente, tirada en la vereda.

12.30 horas.

Pasó una hora y la ambulancia no llega. Llamamos al SAME y comprobamos, que ni el Comando Radioeléctrico, ni el policía en la escena ni nadie habían pedido una ambulancia.

12.40 horas.

Llega la ambulancia: El Móvil 234 del SAME. El policía del patrullero, se acerca a hablar con el médico, haciéndose señas de silencio cuando personal de Fundación Adoptar se acerca para escuchar qué decían.

12.45 horas.

Sin revisarla médicamente y con torpeza la suben de un golpe sobre la camilla y la cargan en la ambulancia. A nuestro requerimiento, informan que la trasladan al Hospital Durand.

13.30 horas.

Por vía telefónica, la Supervisora Alejandra Barbieri del SAME, confirma a Fundación Adoptar el traslado al Hospital Durand, con diagnóstico psiquiátrico.

Puestos en antecedentes, por vía telefónica por Fundación Adoptar, la Dra. Vegh de guardia de abogados del Consejo por los Derechos del Niño, Niña y Adolescente, corrobora con el SAME: que la paciente trasladada, se trata de la Sra. Graciela Benaum, de 33 años, y que fue derivada por la ambulancia del SAME al Hospital Durand.

13.40 horas.

Con este cúmulo de información nos comunicamos con algunas organizaciones sociales dedicadas a la Trata, pero no obtenemos ningún tipo de respuestas.

15.00 horas.

Nos comunicamos telefónicamente con la Brigada Anti-Trata del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, informándole dicha situación a la Lic. Betina Esteban la que nos expresa que ya se comunicará con nosotros.

15.40 horas.

Se reitera el llamado telefónico. Repiten que ya se comunicarán.

16.00 horas.

Se comunica con Fundación Adoptar la Lic. Cardamanso del programa Anti-Trata del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, quien nos informa: que si la mujer esclavizada hospitalizada no es menor de edad, la brigada no puede actuar, a lo que respondemos que deseábamos tan sólo que ellos se comuniquen con la Guardia del Hospital Durand para averiguar si Graciela Benaum de 33 años o alguna otra mujer con esas características había ingresado al nosocomio para intentar contactarla. Reiteran que si fuera menor si, para este caso no.

A tal respuesta proponemos a la Lic. Cardamanso que trate de encontrar algún modo, por ejemplo, haciendo como que sospechamos que es menor de edad para intentar esta averiguación a lo que nos responde, de muy mal humor y levantando la voz, y reiterando su imposibilidad.

Finalmente la licenciada concluye la conversación cuando nos dice que: cree lo que decimos, pero que no nos puede otorgar un número de registro sobre nuestra denuncia a ese Programa Anti-Trata, sobre que habría –casualmente- una mujer víctima de trata.

Día 30.10.2008

De 18.00 horas a 02.00 horas.

La Fundación Adoptar, corrobora que no hay en la República Argentina, ninguna ciudadana argentina viva con los datos de la mujer que se la habían llevado en ambulancia y que el SAME, había informado que estaba siendo derivada en su móvil hacia el Hospital Durand a dicha joven.

La Defensoría de Menores e Incapaces del Ministerio Público (de Turno) a cargo del Dr. Atilio Álvarez, informa que no ha recibido información respecto de internación psiquiátrica, ni ninguna otra de persona con ese nombre en ningún hospital.

La abogada Vegh de la Guardia del Consejo por los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes de la Ciudad, informa que en: “el Hospital Durand niegan haber recibido a alguna persona con ese nombre y a NINGUNA OTRA MUJER por ambulancia durante la mañana ni la tarde del miércoles 29 de octubre del 2008.”

02.11.2008

La joven que estaba tirada en esa esquina de Buenos Aires, a cinco metros de la vereda de la casa con explotación comercial sexual de mujeres y travestis de calle Río de Janeiro 281, en Caballito, continúa, hasta el día de la fecha… desaparecida y se desconoce su identidad.

Escribió Julio César Ruiz

Tal vez te interese: