Notificación de Trata de Bebés en Argentina al Secretario Derechos Humanos de la Nación

Publicado el 6 junio, 2010 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Un duro revés para Duhalde

Eduardo Luis Duhalde - Secretario Derechos Humanos de la Nación Argentina

Eduardo Luis Duhalde - Secretario Derechos Humanos de la Nación Argentina

En el marco del tráfico de bebés en Añatuya, la Fundaciópn Adoptar contestó una misiva del funcionario del Ministerio de Justicia.

Julio César Ruiz, presidente de la Fundación Adoptar, remitió una misiva al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación en durísimos términos que llegan a calificar de pro pedófilas las actitudes del secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde; y del ex ministro de Seguridad de la Intervención Federal, Luis Alem.

La reacción de la Fundación Adoptar deriva de una carta remitida por Duhalde a la Fundación con seis meses de demora en el marco de las denuncias por tráfico de bebés en Añatuya, que expresa lo siguiente:

……………………………………………………………………………………………………………………

Respuesta D. Humanos1

Nota de Duhalde hoja 1

RespD. Humanos2

Nota de Duhalde hoja 2

……………………………………………………………………………………………………………………

Respuesta de Fundación Adoptar a Duhalde sobre su nota de fecha 27/04/2006

San Miguel de Tucumán, 30 de Abril de 2006.-

Señor Secretario

Derechos Humanos de la Nación

Dr. Eduardo Duhalde

SU DESPACHO

Acusamos recibo de vuestra nota de fecha 27.04.2006, que llegó a nuestro conocimiento, con seis meses de retrazo, de la presentación que hiciéramos, ante su Secretaría, el día 28.10.2005, sobre los crímenes de lesa humanidad que venimos denunciando, referidos al tráfico de bebés en la provincia de Santiago del Estero.

Faltan aún sus respuestas a nuestras anteriores presentaciones, sobre la situación de vulnerabilidad en que se encuentran los niños, niñas y adolescentes de Tucumán, efectuadas por nuestra Organización, también en su Secretaría en el año 2003 y 2004, y referidas a más de 1.800 denuncias sobre vulneración de derechos de niños que presentamos ante distintas autoridades competentes, sobre tráfico de bebés, adopciones ilegales, prostitución infantil, maltrato, abuso sexual y otras, las que al igual que su Secretaría, nunca respondieron.

Realmente, no entendemos su respuesta a nuestra denuncia sobre tráfico de bebés en Santiago del Estero, pues muestra una dicotomía, entre lo que usted ahora firma y la soberbia y descomedida atención de todo el personal de vuestra Secretaría para con nuestra Fundación, cuando nos apersonamos en sus oficinas, en Buenos Aires, para solicitar asistencia y apoyo sobre estos crímenes. Entre ellos, la de su actual Jefe de Gabinete, el Dr. Alem y nuestros innumerables pedidos de audiencia con usted, a través de su nuera, la Sra. Victoria Martinez, responsable del Área Niñez de esa Secretaría.

Además de ello, tampoco entendemos, cómo la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a su cargo, se va a poner a disposición de un Juez Federal de Santiago del Estero que no tiene la causa, por cuanto, al recibir nuestra denuncia penal, el 28.10.2005, interpretó que dichos crímenes de lesa humanidad pertenecen al ámbito de la Justicia Ordinaria, y en razón de ello al expediente lo derivó al Juez del Crimen de Añatuya, Santiago del Estero, Dr. Álvaro Mansilla, el 27.12.2005, autoridad ésta, con la cual, siguiendo sus dichos, nunca su Secretaría se comunicó, por lo que queda claro, que al momento de escribir su nota hacia nosotros, no tenía ni usted ni sus funcionarios, la menor idea, ni siquiera, a dónde está radicada la causa.

1

……………………………………………………………………………………………………………………

Atento a ello, por error o negligencia su Secretaría se dirigió, al menos así lo expresa usted, a la oficina equivocada.

A más de repetir varias veces en su nota el respeto a la División y Competencia de Poderes, nos parece inocente, en principio, su actitud como Secretario de Derechos Humanos de la Nación, al pretender desconocer, que estos ilícitos que venimos denunciando han sido posible y aún continúan, por la complicidad de autoridades provinciales y el silencio de las nacionales, y que su mero pedido de informe, a un Juez Federal que no tiene la causa, pretenda satisfacer un requerimiento no sólo de la Fundación Adoptar, sino de la Comunidad, habida cuenta de la repercusión social que tuvo la materia en medios de comunicación incluso internacionales.

Su aparente ignorancia sobre dicha complicidad en la desaparición sistemática de bebés en Santiago del Estero, no condicen con su experiencia personal en la violación de los derechos humanos, por cuanto al pedirle información de una causa, a un Juez Federal, que a pesar de no tener el expediente. Por el contrario, le informamos para su conocimiento que este Juez Federal, en realidad lo que tiene en su haber son once pedidos de juicio político, por lo que, dirigirse a él, es como enviarle una nota a Videla, preguntándole sobre los desaparecidos.

Más comprometido queda usted, ya que su actual Jefe de Gabinete, el Dr. Alem, participó como Ministro de Seguridad de la Intervención de Santiago del Estero. Sobre el particular, nuestro interrogante es: este funcionario público ¿habiendo ostentando cargo de tamaña importancia, nada conocía sobre la sistemática, desaparición, sustracción, apropiación y cambio de identidad de bebés en la provincia hermana? ¿Y cuando a su regreso, se hizo cargo de la Jefatura de Gabinete de esa Secretaría, tampoco lo informó a usted debidamente?

Si el silencio o ignorancia no es complicidad por acción u omisión, entendemos que la población merece una explicación al respecto y para el caso de que la situación lo hubiera superado a usted en lo personal, tal cual pareciera y siendo usted un hombre de bien: su renuncia.

El silencio permanente y la tibieza de su escrito nos causa honda preocupación, porque si su Secretaría tiene problemas más graves que nuestra denuncia sobre el tráfico de personas en la Argentina, que le impide a usted atendernos, el País está transitando una

2

……………………………………………………………………………………………………………………

situación de gravedad institucional, tan importante, que interpretamos debe usted poner urgentemente en conocimiento del Sr. Presidente de la Nación, por cuanto, uno de los símbolos y valores más importantes, según se dice, del actual gobierno en sus discursos, es la lucha por los Derechos Humanos.

La actitud de todos los funcionarios nacionales, notificados debidamente, en tiempo y forma sobre el tráfico de bebés en Santiago del Estero y en especial la Secretaría de Derechos Humanos, en su cabeza, deberán reconocer, y ser juzgados por ello, hoy o mañana, por cuanto, el tráfico de personas en la Argentina está solventado por la pasividad y permisibilidad de funcionarios que también sistemáticamente como los miembros de las bandas, quieren hacer pasar desapercibido estos ilícitos, a pesar de que el propio Gobernador de Santiago del Estero, en la Apertura de Sesiones Legislativas del año 2006, reconoce que de 10 niños que nacen en su provincia, tan sólo dos son registrados.

Realmente Dr. Eduardo Duhalde, su nota nos produce mucha tristeza por cuanto usted, expresa y firma un papel, sobre una temática grave, que hasta el momento demostró que ni siquiera la conoce, ni le preocupa.

Nuestro estado de ánimo y nuestra ocupación dinámica en esta investigación, sólo nos permiten, por el momento, contestarle ésto, por lo que nos reservamos respuestas y acciones finales que pudieran corresponder, tanto a usted como a los funcionarios que tienen conocimiento formal y fehaciente de nuestras denuncias.

Con mucha preocupación venimos observando en agentes sociales y funcionarios de todos los niveles, conductas que a nuestro entender son pro-pedófilas, esto es acciones u omisiones que como tal, se transforman en facilitadoras de vulneraciones de derechos de niños, niñas y adolescentes.

En la materia, estamos trabajando con un grupo de sociólogos, psiquiatras, psicólogos y juristas del país y del exterior en la fundamentación de este concepto, a fin de incorporarlo a una nueva ideología en Latinoamérica sobre estos empleados públicos, que, teniendo las factibilidades constitucionales a su disposición, nada hacen para mejorar la calidad de vida de los niños, colocándose con esta actitud en funcionales y cómplices de estas vulneraciones contra los más pequeños.

Probablemente la Secretaría de Derechos Humanos a su cargo, quiera aportar algo sobre el particular, ya que por

3

……………………………………………………………………………………………………………………

sus inacciones, hasta el momento, vienen completando todos los requisitos, para formar parte de esta nueva categoría de funcionarios.

Atento a sus expresiones en el escrito que tratamos, solicitamos a usted nos informe por el medio que usted crea conveniente, sobre cuáles son las estrategias y las medidas que va a tomar sobre el particular la Secretaría a su cargo, de acá en adelante, como asimismo el nombre de la o las personas designadas para acompañar a la Fundación Adoptar en esta investigación y dónde encontrarlos, a fin de aportarles las pruebas que nuestra Organización viene enviando al Juzgado del Crimen correspondiente, ya en su segunda denuncia penal, presentada hace 15 días y preparando la tercera, con más la medida cautelar, ante tribunales internacionales.

Por último, llama también la atención de que, dada la complejidad del tráfico de personas en general y la de bebés de Añatuya en particular, y sus “buenas intenciones” sobre la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes que expresa por escrito, jamás usted se comunicó con nosotros, autores de las fundamentaciones jurídicas, sobre estos crímenes que continuamos investigando, a pesar de la vigencia y la mentira del silencio cómplice y cobarde.

Atentamente

Julio César Ruiz

Presidente Fundación Adoptar

Tucumán – Argentina

4