(Video) Adopción: Yo te lo explico

Publicado el 12 agosto, 2010 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

yoteloexploco ok

Vivimos en un país en donde los funcionarios y políticos, en franca tarea de distracción por motivos inconfesables, o ignorancia, dicen, que modificando la ley de adopciones, se acelerará la resolución de un derecho del niño y los trámites de los aspirantes a adoptar.

Ello es imposible que ocurra, por cuanto, la nueva ley, estaría condicionada como la actual 24.779, que funciona en Argentina, otorgando entregas legales de niños en un 25%, el resto, el 75% son entregas y circulaciones de bebés por transacciones comerciales de traficantes que pululan dentro de las tres fábricas de bebés, instaladas en la Argentina.

Preste atención y descubra, en este pequeño VIDEO, el verdadero motivo, sumamente escondido y del que pocos quieren hablar, sobre el verdadero motivo de la demora, que termina con las posibilidades, los derechos y los sueños de los niños generalmente huérfanos o abandonados y los adultos que levantan la mano, clamando por su necesidad. de ser papás y mamás.

Todo ésto, hace que cada vez lleguen menos bebés a los Juzgados para ser dados en adopción.

Luego de esperas interminables de 5, 10 y 15 años, se termina la paciencia de cualquiera. Algunos de ellos han llegado a ser estimulados por los propios jueces, defensores de menores y empleados judiciales, que les confiesan que la única solución que tienen es consiguiéndo un bebé y no por casualidad en alguna de las tres fabricas señaladas.

Algunas personas de bien, estoicamente, continúan apostando a un sistema equitativo, justo y reconociendo que la adopción es un derecho del niño, otros, más débiles de espíritu, resuelven su frustración comprando bebés para roles de hijos, como si fueran mascotas, derramándose de esta manera al delito del tráfico humano, bajo el rotulo de “caridad hacia el pobre niño desamparado” con la cual creen, serenar la situación desgraciada que están provocando.

Así y de esta manera, anteponiendo sus intereses, terminan siendo funcionales a los tratantes de bebés, que encaramados por detrás de ellos, venden los bebés a la industria de la pornografía infantil, la prostitución y todas las más atroces explotaciones de nuestros más pequeños.

Veamos juntos, este pequeño espacio y saquemos algunas conclusiones.