De dónde sacan los niños

Publicado el 15 octubre, 2010 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Venimos denunciando, desde el 2005, que niños, desde bebés son sacados por más de 1.600 pistas clandestinas que hay en las tres fábricas de bebés de Argentina, para destinos inconfesables como el tráfico de órganos, la pornografía y la prostitución infantil, para rituales o la utilización de sus cuerpos como mulas para transporte de drogas.

Otra de nuestras misiones, como es la de chequear pornografía infantil para denunciar caras de agresores, hace que nos preguntemos todos los días, de dónde sacan los bebés, niños, niñas y adolescentes que utilizan en una de las miserias más grandes que puede albergar el espíritu de un ser humano, como es la producción, distribución, comercialización y tenencia de pornografía infantil.

Existen unos 4.000.000 de sitios en Internet que contienen sexo con niños. Y cada día se crean más de 500 sitios nuevos de estas características.

Más de un millón de niños son explotados sexualmente o usados para producir pornografía infantil.

Con el tiempo, más del 30 por ciento de los consumidores de pornografía infantil por Internet llevan, o al menos intentan llevar, sus fantasías a la realidad.

La mayor base de datos sobre la circulación de material pedófilo en la Red la tiene la policía de Inglaterra en sus archivos: 3.000.000 de imágenes.

Se estima que tres de cada 10 chicos que ingresan a un chat, son acosados sexualmente.

Cuando hemos alertado a la gente sobre espacios que enseñan a los niños, por ejemplo, como suicidarse de modo seguro, nos miran, primero sorprendidos, luego con el ceño fruncido como descreídos y finalmente, so pretexto de que “eso no quiero saber por que me hace mal”, nunca toman nota de ello. Creo, aunque parezca duro, que el silencio o el desinterés de los buenos, es la mayor complicidad que tienen los delincuentes para continuar en esta carrera sin fin, que los ha colocado, desde el punto de vista económico, en la tercera industria mundial.

Para que usted tenga idea, de cómo actúan estas bandas, aflojando la voluntad de los niños, les proponemos jugar un momento, como es capaz de jugar su hijo en la Internet, cuando usted no está en casa…o quizá, cuando usted está.

Hágalo, es interesante, usted como papá, como mamá, lo tiene que saber. Esta noche, ya tiene una buena conversación para la sobremesa.

APRIETE ACÁ Y COMIENCE EL JUEGO

Escribió Julio César Ruiz

Tal vez te interese: