Ven sexo a donde no lo hay

Publicado el 17 febrero, 2011 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

El Vaticano: “el bien del niño exige padre y madre”

Roma, 14.02.2011 (Europa Press)

Cardenal Ennio Antonelli

El presidente del Pontificio Consejo para la Familia, del Vaticano, el cardenal Ennio Antonelli, ante una consulta del Tribunal de Casación Italiano, ha afirmado que “en los procedimientos de adopción, en línea general, la prioridad debe ser “el bien del niño, que exige un padre y una madre”.

Esta consulta se hizo en orden a que Italia, está estudiando la posibilidad de otorgar adopción de niños a solteros, cosa que en la Argentina, desde la aplicación de la Ley de Adopciones actual N° 24.779, ellos, (hombres y mujeres) también pueden adoptar.

Las palabras de este Cardenal, muestran una vez más cómo la relación filial, la relación padres-hijos la conectan automáticamente con el sexo, es una especie de obstinación en ver sexo, hasta donde no hay, observen:

Cuando un hombre o una mujer tienen hijos, tienen por delante, una sola misión: FORMARLOS.

Esto es ayudarlos a construirse como personas de bien, ser solidarios, ser pujantes, mostrarles que es posible el bienestar, demostrarles porqué es bueno para ellos estudiar, porqué deben estar siempre dispuestos a enfrentar a la adversidad, porqué es mejor ser honestos, porqué comer con la boca cerrada o lavarse los dientes, porqué deben respetar al prójimo, los beneficios de decir la verdad, cómo higienizarse, cómo deben cuidarse, cómo y porqué deben ser respetuosos de lo ajeno… y cientos de cosas más…

alguien, ¿me puede decir a dónde está la sexualidad, o a qué cuestión de género tuvimos que apelar desde nuestra responsabilidad como padres, para hacer lo único que debemos hacer los progenitores como es ayudarlos a vivir?.

El rol de padres no pasa por la sexualidad, sino por un rol de formador y constructor de personas desde el amor, entonces, me vuelvo a preguntar:

¿y el sexo, para ésto que estamos hablando, a usted, le sirvió para algo?

El rol de padres, es tan inconmensurable en su quehacer y responsabilidad, que es imposible, que deba ser ejercido, tan sólo, por un hombre o por una mujer.

Si fuera como dice este Cardenal, …pobres madres solteras y ojito algún viudo, que quiera continuar formando a su hijo, luego de fallecida su esposa.

Estas formas contradictorias de decir cosas que van surgiendo de las bocas de algunos personajes, nada más porque ostentan algún cargo, hábito o profesión, suelen transformarse en paradigmas retóricos, huecos, que idiotizan el conocimiento y la libertad.

Escribió Julio César Ruiz

Tal vez te interese: