Director Hospital Añatuya reconoce venta de bebés

Publicado el 11 marzo, 2011 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

mujica

Diario El Liberal Santiago del Estero reproduce un reportaje realizado al Dr. Hugo Dante Mujica, ex Director del Hospital Regional de Añatuya, Santiago del Estero, Argentina, quién se suma a todos los funcionarios que reconocen el tráfico de bebés en su provincia

REVELACIONES – SOSTIENEN QUE MUCHOS CASOS NO SERÍAN DENUNCIADOS

Las clínicas también están bajo sospecha

El Dr. Hugo Dante Mujica fue director del Hospital Zonal de Añatuya durante el último año, pero siempre estuvo vinculado al centro de salud por ser uno de los pocos cardiólogos de toda la región.

El tema de la venta de chicos en su ciudad, más que incomodarle, le molesta porque entiende que es un asunto que se convirtió en una verdadera cruz para la “Capital de la Tradición”.

Sin embargo, no le esquiva a las preguntas. Es más, reconoce que hubo casos comprobados, dos de los cuales fueron denunciados por él mismo el año pasado, cuando era director del hospital, y estima que muchas operaciones de este tipo podrían concretarse en el más absoluto silencio.

“Es probable que pasen muchos casos (sin ser denunciados) y a veces creo que es más fácil de hacerlo en la parte privada, donde no existe la figura del identificador. Es decir, tranquilamente puede salir la madre sin ninguna identificación, sin que al chico se le hayan tomado las huellas ni nada. La madre es la encargada de hacer los trámites de documentación. En cambio, en el hospital salen con el certificado de nacido vivo con la identidad de la madre biológica”, precisó.

En el caso de un nacimiento en un centro de salud privado, “la única obligación de la clínica es entregar la criatura a la madre, padre o familiar directo”. Es más –según Mujica- para un miembro de las redes sería menos riesgoso asumir los gastos del parto en una clínica privada y así evitar los controles.

“En el tiempo en que yo estuve como director –rememoró- hicimos dos denuncias. Una por una pareja que había arreglado aparentemente con la abuela fuera del hospital. Es decir, sacaron el chico y lo iban a entregar, pero intervino la Justicia por una denuncia del hospital, aunque nunca nos llamaron a declarar”.

Según supo después, los compradores no eran de Santiago y habrían sido detenidos porque se encontraron elementos que indicaban el supuesto intento de apropiarse de la criatura. La madre era de un paraje cercano.

“El otro caso –completó- fue denunciado junto con la jefa de enfermeras de Maternidad ante la jueza de Menores, a quien le dijimos que había una pareja dando vueltas por las salas del hospital. La gente la había visto y se dio cuenta de que no era de la ciudad y que estaba parando en uno de los hoteles, aparentemente andaba buscando un chico”.

Al referirse al mito construido en torno al Hospital Zonal, el médico expresó: “Añatuya tiene un estigma por gente que decía que en el viejo hospital se vendían chicos y que si no eran rubios los enterrábamos en el patio del fondo, incluso se hicieron excavaciones y en los medios salió en los títulos como ‘El hospital del horror’. Lo cierto es que nunca encontraron nada, sólo se encontraron restos de piernas amputadas, porque se hacían enterramientos de residuos patológicos, pero no fetos ni nada parecido. El caso quedó en la nada, pero nunca aclaró el periodismo que no se encontró nada de lo que se decía”.

También restó seriedad a quienes decían que se vendían hasta 3.000 chicos al año. “Usted –le dice al periodista- ve que la población de Añatuya no es como en Entre Ríos, donde el 90% es rubio, aquí es al revés. Además, en esta ciudad hay menos de 1.400 partos al año. Es decir, nos faltan chicos para llegar a los 3.000”, retrucó.

NOTA DE LA FUNDACIÓN ADOPTAR

1) Dr. Mujica, usted no tiene autoridad moral para decir nada. Entre otras cosas, en su mandato como director del Hospital de Añatuya, una funcionaria del nosocomio se hizo una lipoaspiración de nalgas y abdomen, en lugar, de 5 operaciones de niños con labio leporino, donadas por la Fundación Patria Solidaria. Cuando el médico anestesista, se rehusó a actuar en la operación y denunció el caso, recibió balazos en un “asalto” por tres desconocidos a su vivienda. VER NOTA

2) Dr. Mujica, aunque usted quiera ocultarlo, desaparecen 12 bebés por semana del sureste de Añatuya. De todas maneras, no es tan importante la cantidad señor, sino lo que usted con estos dichos, avala definitivamente sin que se le mueva un músculo de la cara: usted refrenda que Fundación Adoptar tiene razón, que existe el tráfico de bebés en Santiago del Estero y la mayoría dentro del Hospital Regional de Añatuya donde usted era director.

3) Dr. Mujica, usted es un mentiroso, preferimos creerle a los bomberos voluntarios de Añatuya, que cuando encontraron en las excavaciones, según lo que usted llama enterramiento de piernas amputadas, ellos, con más autoridad moral que usted dijeron que sí encontraron cadáveres de bebés en su hospital.

Excavaciones en el Hospital Regional Añatuya, encontraron cadáveres de bebés

4) Su interés por minimizar el tráfico de bebés de su pueblo, que por otra parte, usted jamás denunció, es demasiado estúpido Mujica, en Entre Rios se venden niños rubios, como usted reconoce y también avala, y en su provincia se venden morochos. Pero, usted qué quiere decir, que nosotros mentimos, por que nos equivocamos del color de cabello y piel que usted por algo diferencia?

5) Su propia hermana, trabajadora social del nosocomio donde usted es interventor (Hospital Regional de Añatuya) Graciela Mujica la hemos denunciado por robo de un bebé mellizo hijo de Susana Cárdena.

Escribió Julio César Ruiz