Bebés subastados para rituales

Publicado el 2 junio, 2011 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Bebés nigerianos

Luego de nuestras investigaciones y denuncias penales sobre el tráfico y la trata de bebés en la Argentina y desde diciembre del 2005, venimos diciéndo, que la ley de Adopciones 24.779 de la Argentina, tan sólo efectúa entregas legales en un 25%, el resto, el 75% de circulaciones y transacciones comerciales, están en manos de mafias, en un porcentaje del 90% formada por funcionarios públicos, enquistados en tres territorios argentinos, a los cuales llamamos “fábricas de bebés”.

Los políticos y funcionarios siguen confundiendo a la gente, haciéndoles creer que la modificación de la ley de adopciones terminará con la demora en los trámites para adoptar. No se animan a decir que cada vez llegan menos bebés a los Juzgados para ser dados en adopción y cuando llegan, son en su mayoría, traficados por el Poder Judicial, no se animan a decir, que sufrimos la desgracia de la monumental compra y venta de seres humanos.

También venimos diciéndo, que la minoría de los bebés que desaparecen por semana de la Argentina, van a cumplir roles de hijos dentro del territorio de nuestro país y que la mayoría van a parar a mercados más importantes desde el punto de vista económico, como es:

a) Para cumplir roles de hijos en países extranjeros.

b) Para integrarlos a la pornografía y a la prostitución infantil.

c) Para el transplante de órganos.

d) Para explotaciones laborales y mendicidad.

e)  Para el transporte de drogas en sus genitales.

f) Para ritos satánicos.

Observe cómo éstas novedades que dábamos en la Argentina, eran tomadas con incredulidad por los medios de comunicación, que las publicaban como una curiosidad o una nota de color. Así también, a la Justicia tuvimos que fundamentarle cada una de nuestras denuncias, las cuales algunas de ellas, pueden observarse haciendo clic acá.

Lo que nos pasa en la Argentina con los bebés, es réplica de lo que ocurre en muchos países, como por ejemplo Nigeria.

La Policía nigeriana ha rescatado esta semana a 32 adolescentes embarazadas que estaban en una clínica de la ciudad de Aba, en el sur de Nigeria, supuestamente dedicada al tráfico de bebés, según han informado los medios de comunicación del país africano.

MADRID, 2-06-2011(EUROPA PRESS)

NIGERIA

Según la Policía, las madres entregaban a sus hijos a cambio de 110 o 133 euros, según fuese niño o niña, que les pagaba el doctor Hycinth Orikara, propietario de la clínica Fundación de la Cruz. Después, los bebés eran vendidos al mejor postor, de acuerdo con los primeros datos obtenidos en la investigación.

El comisario Bala Hassan explicó este miércoles que Orikara proporcionaba alimento y alojamiento a las chicas, que se dedicaban a “producir” niños para que él se lucrara con su “fábrica ilegal de bebés”, y precisó que “algunos recién nacidos fueron vendidos a personas que pretendían utilizarlos para realizar rituales”.

El policía ha añadido que, cuando concluya la investigación, Orikara y las chicas comparecerán ante un tribunal, donde podrían ser acusados de varios delitos, entre ellos el de tráfico de niños. Sin embargo, el propietario de la clínica ha dicho en declaraciones a los periodistas que no dirigía una “fábrica de bebés”, sino “una fundación para adolescentes que se habían quedado embarazadas sin desearlo y no tenían a nadie que las ayudase”.

Además, Orikara ha asegurado que los padres de los niños saben a dónde han sido llevados y quién se ocupa de ellos. Sin embargo, su versión de los hechos ha sido contradicha por algunas de las chicas, que han confirmado que vendieron a sus hijos.

Las mujeres recibían cerca de 100 euros por la venta de sus futuros vástagos, mientras que el doctor propietario del centro, Hycinth Orikara, revendía a los neonatos posteriormente en subasta pública por entre 500 y 800 euros, dependiendo del sexo.

“De momento, se desconoce si los niños iban a ser utilizados para rituales de magia u otros fines”, reconocía Hassan, quien recordó que el titular del centro médico se enfrenta a una pena de prisión de 14 años.

Precedentes

Sin embargo, éste no es el primer caso de comercio de menores en Nigeria. En mayo de 2008, al menos veinte jóvenes embarazadas fueron liberadas de un hospital de la ciudad de Enugu, considerado uno de los principales focos de tráfico infantil de África.

Solo tres años antes, en Lagos, un orfanato con vínculos sospechosos con redes de tráfico de menores era clausurado por las autoridades. Posteriormente, fueron encontrados -carbonizados- decenas de huesos de bebé en su vertedero.

Según Naciones Unidas, al menos 10 niños son vendidos -cada día- en Nigeria. De igual modo, un reciente estudio aseguraba que, de los cerca de 15 millones de trabajadores infantiles con los que cuenta el país africano, el 40% sufre riesgo inmediato de incorporarse a las redes internacionales de tráfico ilegal de personas.

Escribió y editó Julio César Ruiz

Tal vez te interese: