Violadores y abusadores se adueñaron de Añatuya

Publicado el 30 junio, 2011 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Más de la mitad de los sujetos detenidos en la alcaldía de Añatuya, Santiago del Estero, Argentina, están acusados de haber cometido aberrantes violaciones en perjuicio de niños, niñas y adolescentes.

Los índices, como se podrán observar, son sumamente importantes y deben causar una preocupación especial a la población argentina, que indefensa, levanta el clamor, que ninguna autoridad escucha, ocupados todos, siempre, por alguna razón, esta vez…las próximas elecciones.

La única movilización que ha provocado la inseguridad en Argentina, las autoridades las han resuelto, gastando en compras de más motos, más chalecos antibalas, más policías, más cárceles, cámaras de video por toda la ciudad, más patrulleros, todas éstas, cortinas de humo, que la Sociedad acepta, sin considerarlo aún como una verdadera y gran ofensa popular.

La cantidad de detenidos por abusos sexuales contra niños en el sureste de Santiago del Estero, llama la atención a fuentes judiciales de la zona, las que en los reportajes, dicen que les causa profunda preocupación.

Son los mismos “atribulados” tribunales, que utilizan los mismos criterios que las demás jurisdicciones, cuando dejan en libertad, al sacerdote Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión, por abuso sexual contra niños de un orfanato, que sobresee, sin siquiera haberlos llamado a declarar a todos los sindicados por la Fundación Adoptar, como traficantes de bebés, a pesar que el propio gobernador lo reconoce, o la impunidad del Arzobispo de Añatuya, Uriona, cuando en una dudosa situación, fue denunciado por abuso sexual de su compañera de asiento en un viaje de larga distancia.

En las alcaldías de Añatuya, se pueden observar  que de un total de 24 presos, 14 de ellos están acusados de abusos sexuales contra mujeres, niños, niñas y adolescentes, la mayoría provenientes del sudeste santiagueño, en especial las localidades de Selva, Los Juríes y Añatuya.

Uno de los últimos casos conocidos, que ingresó a la cárcel está acusado de haber violado a una adolescente de 15 años, con retraso madurativo, que quedó embarazada y la semana dio a luz a la criatura, de sexo masculino. Las aberrantes vejaciones sucedieron en una humilde vivienda de la ciudad de Bandera, Belgrano.

Una niña ahorcada, luego de haber sido abusada por Carlos Marino Ibañez, DNI 8.504.510, Clase 1950, de 60 años de edad, con domicilio en Pueyrredón 292 de la ciudad de Añatuya, Departamento Taboada, distante a 196 kms al sureste de la capital de Santiago del Estero, República Argentina.

Mientras duran los procesos judiciales, en la mayoría de los casos, las víctimas quedan a la deriva de nuevos ataques toda vez que la mayoría de los agresores son parientes o cercanos, que quedan libres, incluso conviviendo con la víctima.

En la zona sureste de Santiago del Estero, como por ejemplo en la ciudad de Quimilí, más precisamente en el Guardia de Patrulla Urbana, están alojadas cuatro personas, de las cuales dos están acusadas de abuso sexual. En la ciudad de Loreto, también en la Guardia Urbana, hay ocho, cinco por abuso sexual.

En definitiva, en las alcaidías del interior, un poco más de la mitad de los detenidos está acusada de abuso sexual, un delito que lamentablemente que crece de modo desesperante.

Añatuya, a pesar de ser denunciada como una región en donde desaparecen un promedio de 12 bebés por semana, no ha logrado generar el interés de las autoridades de la provincia, a pesar de que la mayoría de ellas, están involucradas, por acción o por omisión en la exportación de bebés para ser incorporados a la pornografía y la prostitución internacional, al tráfico de órganos,  la mendicidad, a la sustracción de drogas en sus genitales y para ser utilizados en ritos satánicos.

Todas las autoridades, desde la Presidencia de la Nación, hasta el Secretario de Derechos Humanos, desde la presidenta del Comité de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, Sra. Estela de Carlotto, hasta la Lic. Paula Vessvessian responsable de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia están notificadas fehacientemente de toda esta desgracia humana, sin que hayan hecho absolutamente nada, lo que nos obliga a preguntarnos… ¿esa es la defensa de los derechos humanos que la Argentina tiene para exhibir?

Secretario de Derechos Humanos de la Nación

Clic acá para ver el informe a Luis Eduardo Duhalde en el año 2003, sin respuesta

Lic. Paula Vessvessian, Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia

Clic acá para ver un informe de cómo acalló a los niños de Tucumán esta funcionaria

Estela de Carlotto, Presidenta Comité de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño

Clic acá para ver el informe a Carlotto año 2003, sin respuesta