(Video) Las madres del pañuelo inmaculado

Publicado el 3 julio, 2011 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

olgaaredezmuere

Esta editorial propone un recorrido imprescindible de la historia reciente de Argentina, que nos ayudará a interpretar quienes son, cómo lo hicieron y cómo surgieron, las verdaderas artífices de la advertencia sobre que los derechos Humanos existían y cuál era el mejor modo de defenderlos.

Antes que este pequeño grupo de mujeres irrumpiera en la vida nacional, nadie, ni siquiera intuía de qué se trataba ni cómo se llamaban las agresiones a nuestras libertades a las que estábamos acostumbrados y sometidos  y que tuvieron su vulneración máxima con la desaparición y muerte de sus hijos, por los militares que golpearon al país en  marzo del ’76.

Las generaciones del 40, del 50, del 60, del 70, nacieron esclavizadas en sus derechos civiles por la continuidad perversa de gobiernos militares. Estos gobiernos de la brutalidad, con el apoyo de sectores de la población civil y bendecidos por la Iglesia Católica, no pudieron resistir a las acciones positivas, de mamás que por amor, dieron o pusieron en peligro inminente sus vidas, para rescatar sus seres queridos.

Desde ellas y por ellas, los argentinos conocemos los DERECHOS HUMANOS.

El éxito o mejor dicho, la conquista y el encanto humanitario de este grupo de mujeres heroicas, no radicó en que mostraron al mundo como se defienden a las personas que se aman.

Tampoco, en habernos enseñado a defender los derechos humanos en países militarizados como el nuestro.

Ni la fortaleza que tuvieron para mostrarle a toda América, como se puede dar por los demás.

Ni su sangre, ni sus desapariciones, ni sus torturas, o asesinatos, ni el derramamiento de mares de lágrimas por la pérdidas de sus hijos.

La Grandeza Enorme que fundaron y construyeron para entregar a la Humanidad de estas Regiones manoseadas desde siempre, fue el haberse negado, sistemáticamente y en todos los tiempos, a resignar los ideales, los sueños, y los derechos humanos de sus muertos.

Escribió Julio César Ruiz


Esther Ballestrino de Careaga “Teresa”

Reseña de su acción

Madre de Plaza de Mayo Desaparecida el 8 de diciembre de 1977 Tenía 59 años. Sus dos yernos, Manuel Carlos Cuevas y Ives Domergue fueron secuestrados y desaparecidos, y su hija Ana María Carreaga, con tres meses de embarazo, fue secuestrada el 13 de junio de 1977, para ser llevada y torturada en el centro clandestino de detención Club Atlético.

Esther comenzó entonces a organizarse con otros familiares de desaparecidos y a participar de las rondas en la Plaza de Mayo que originaron la asociación Madres de Plaza de Mayo y a colaborar con Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas y laLiga Argentina por los Derechos del Hombre.

En octubre de 1977 Ana María fue liberada y tanto Esther como sus tres hijas se refugiaron primero en Brasil y luego en Suecia. Sin embargo, volvió a la Argentina poco después. Las otras madres entonces quisieron persuadirla que era muy peligroso quedarse y que debía volver a Suecia. Su hija Ana María cuenta que su madre contestó: “No, voy a seguir hasta que aparezcan todos”.


María Eugenia Ponce de Bianco

Reseña de su acción

 

Entre el jueves 8 de diciembre y el sábado 10 de diciembre de 1977 un grupo de militares bajo el mando de Alfredo Astiz secuestró a un grupo de 12 personas vinculadas a la Madres de Plaza de Mayo. Entre ellas se encontraba María Ponce, junto con las otras fundadoras de Madres de Plaza de Mayo Azucena VillaflorEsther Ballestrino, y las monjas francesas Alice DomonLéonie Duquet

María fue secuestrada el 8 de diciembre con la mayor parte del grupo en la Iglesia Santa Cruz ubicada en el barrio de San Cristóbal de la ciudad de Buenos Aires, donde solían reunirse.

Fue llevada directamente al centro clandestino de detención ubicado en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), bajo el control de la Marina Argentina, donde fue recluida en el sector denominado “Capucha”. Allí permaneció aproximadamente 10 días, lapso durante el cual fue constantemente torturada.

Probablemente el día 17 ó 18 de diciembre de 1977, María y el resto del grupo, fueron “trasladadas” al aeropuerto militar que se encuentra en el extremo sur del Aeroparque de la ciudad de Buenos Aires, subidos sedados a un avión de la Marina y arrojadas vivas al mar frente a la costa de Santa Teresita, muriendo al chocar contra el agua.

Azucena Villaflor

Reseña de su acción.

El 30 de noviembre de 1976, ocho meses después del comienzo de la dictadura militar,  uno de su hijos, Néstor, y la novia de éste, Raquel Mangin, fueron secuestrados. Villaflor inició su búsqueda. Durante estas gestiones, conoció a otras mujeres que estaban buscando también a parientes desaparecidos.

Tras seis meses decidieron iniciar una serie de manifestaciones para dar publicidad a su caso. El 30 de abril de 1977 ella y otras trece madres se manifestaron en la Plaza de Mayo, en el centro de Buenos Aires, enfrente de la sede del gobierno, la Casa Rosada. Ante la orden policial de no detenerse ni “agruparse”, sino “circular”, decidieron caminar alrededor de la plaza. La primera marcha tuvo lugar un sábado, y apenas tuvo repercusión; la segunda fue un viernes y desde entonces se convirtió en costumbre realizarla todos los jueves, en torno a las tres y media de la tarde.

Video: Azucena Villaflor “La Madre de Madres”


Nora Morales de Cortiñas

Reseña de su acción.

cortiñas

Desde 1977 forma parte de las madres de Plaza de Mayo, que reclaman a las autoridades el castigo para los culpables de los secuestros, torturas y desapariciones forzadas de 30.000 personas durante la dictadura militar de 1976 a 1983. Nora Cortiñas viaja por todos los continentes llamando a la solidaridad con los familiares de los desaparecidos en su país y la sanción a los culpables de la mayor tragedia Argentina. Como profesora universitaria ha realizado valiosos análisis y estudios acerca de la relación entre la dictadura militar, corrupta deuda externa y crisis económica en Argentina.

Video 1 – Homenaje a Nora Cortiñas de otras Madres

Video 2 – Nora Cortiñas con los Hermanos Qom


Video 3 – Nora Cortiñas denuncia en el año 2011 a jóvenes patoteros de la Cámpora, mostrando su verdadera Defensa de los Derechos Humanos en cualquier lugar y desde todos los tiempos y a pesar de los intereses políticos del gobierno de turno

Preste atención a las dos frases del final del video


María Isabel Chorobik de Mariani

Reseña de sus acciones

Símbolo del autoritarismo, el ensañamiento y la violencia

 

El 24 de noviembre de 1976, alrededor de las 13:15 hs., la casa del matrimonio Mariani-Teruggi fue rodeada, atacada y saqueada por las fuerzas de la dictadura cívico-militar en un operativo que duró cerca de cuatro horas. En ese momento se encontraban allí Diana, Clara Anahí y cuatro compañeros de militancia de sus padres: Daniel Mendiburu Eliçabe (de 25 años, estudiante de Arquitectura), Roberto César Porfidio (de 31 años, Licenciado en Letras), Juan Carlos Peiris (de 28 años, antenista) y Alberto Oscar Bossio (34 años, médico). En ese ataque armado asesinaron a Diana (de 26 años, estudiante de letras) y a sus compañeros de militancia. Daniel Mariani (de 29 años, Licenciado en Economía) logró salvarse porque en ese momento no se encontraba en su domicilio. El 1 de agosto de 1977 fue asesinado por las fuerzas de seguridad en las adyacencias de 132 y 35, en la ciudad de La Plata. Clara Anahí sobrevivió al ataque y fue sustraída con vida de la casa por personal de las fuerzas armadas. Hasta la fecha no se tienen noticias ciertas sobre su destino.

Luego del ataque la Casa permaneció con custodia policial cerca de un año. Después de ello, la casa fue invadida y saqueada por intrusos en varias oportunidades. También se instalaron allí distintas agrupaciones políticas. Recién en 1998 la Asociación Anahí logró que devolvieran el inmueble. Del hecho, terriblemente violento, persisten aún en las paredes las marcas de los impactos de bala de todos los calibres, lo que la constituye en un elocuente testimonio del accionar del Terrorismo de Estado.


Mirta Acuña de Baravalle

Reseña de sus acciones

Es una activista de derechos humanos en la Argentina. Es una de las doce fundadoras de las asociaciones Madres de Plaza de Mayo yAbuelas de Plaza de Mayo.

El 28 de agosto de 1976, durante la dictadura militar autodenominada Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983) fue secuestrada-desaparecida su hija Ana María Baravalle, quien se encontraba embarazada, junto a su yerno Julio César Galizzi.

Durante varios meses buscó a sus familiares sola y sin apoyo. A comienzos de 1977 integró el primer grupo de madres y familiares que se comenzaron a reunir en la Plaza de Mayo, que luego fue conocido como Madres de Plaza de Mayo y de la cual fue una de sus catorce fundadoras.


Adelina Dematti de Alaye

Reseña de sus acciones

Adelina Ethel Dematti viuda de Alaye, nació en el año 1927 en Chivilicoy, provincia de Buenos Aires. El 5 de mayo de 1977, en Ensenada, fue secuestrado en la calle, mientras andaba en bicicleta, su hijo Carlos Esteban, por personas vestidas de civiless. A partir de este momento comenzo la incansable lucha de Adelina Dematti. Posteriormente se entero de que a otras personas también les pasaba lo que a ella. Empezo a formar parte de organizaciones por los DDHH como Madres de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo de la Plata, Comisión Provincial por la Memoria, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata.


Elsa Beatríz Pavón de Grinspon

Fue la primera madre que encontró un familiar…su nieta, Paula Eva

Declaraciones ante el juez

Mi hija, se llamaba Mónica Sofía Grinspon de Logares. Mi yerno: Claudio Ernesto Logares. Fueron secuestrados con su hija de 23 meses. La niña es de nombre Paula Eva Logares tenía 23 meses, los tres fueron secuestrados en la ciudad de Montevideo, Uruguay. Estaban residiendo allá, faltaba pocos días para cumplir un año, se habían ido del país porque estaban siendo perseguidos. Los dos eran militantes de la juventud peronista y fueron secuestrados en las calles de Montevideo, el día 18 de mayo de 1978 a las tres de la tarde, pasando de un ómnibus a otro porque iban a llevar a la nena a parque Rodó. A mí me avisaron que fueron secuestrados diez días después.


Edna Copparoni

Declaraciones juicio por desaparición de su hijo Ariel Ricetti

Edna es la madre de Ariel Ricetti, militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), estudiante de Agronomía, detenido-desaparecido el 01-02-78 en la ciudad de La Plata, a los 23 años de edad. Edna es psicopedagoga jubilada e integra Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

Edna escribió un libro en el que relata la historia de su marido como maestro en España “Edgardo Ricetti”, maestro y luchador social, 12 años de experiencia pedagógica en Sabadell (España)1927-1939″.


Zulema Castro de Peña

Reseña de sus acciones

Zulema Castro de Peña no es muy distinta a la de sus amigas. Sin embargo sus hijos desaparecieron recién en 1978, cuando el horror de la Dictadura Militar y sus métodos ya estaban firmemente instalados. Jesús Pedro e Isidoro Oscar tenían 35 y 29 años respectivamente, bastante más que el promedio de edad del resto de los desaparecidos.


Olga Márquez de Aredez

Nació en Villa La Trinidad, cerca del ingenio azucarero del mismo nombre a 11  km. de la ciudad de Concepción al sur de la provincia de Tucumán – Argentina.

Estudió la escuela primaria en el pueblo, la secundaria en la ciudad de Aguilares, luego se traslada a Córdoba, donde estudia y se recibe de Odontóloga en la Universidad Nacional.

En Córdoba conoce a Luis, su compañero de vida, cuando se reciben desempañan sus profesiones al norte de la provincia de Córdoba, luego se trasladan al Ingenio Ledesma, Luis, fue contratado como Médico.

Olga se desempeña como profesora de Historia Argentina en la Escuela Normal de la ciudad de Libertador General San Martín y como Odontóloga en su domicilio.

Es obligada a renunciar,  como profesora,  a principios de la dictadura, porque no le autorizaban a faltar para poder ir a ver a Luis ya detenido en el penal de Villa Gorriti en la ciudad de San Salvador de Jujuy.

Cuando es detenido Luis en una camioneta de la Empresa Ledesma, en la madrugada del 24 de marzo de 1976, comienza a organizarse con las esposas de los obreros ya detenidos.

Estando Luis en condición de Detenido-Desaparecido al cabo de un año y con la llegada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (C.I.D.H.) se le pide desde Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Tucumán la coordinación de los familiares del interior del país, para poder organizar mejor la presentación de las denuncias, colaborando activamente con las delegadas de Familiares, constituidas en Salta y Jujuy.

En esa oportunidad la Empresa Ledesma, manda a un empleado jerárquico con el fin de amedrentar a los familiares de desaparecidos, ellos se instalan en el mismo hotel donde se hacían las denuncias, Olga da parte a la Comisión Interamericana del hecho, demostrando  la cobarde actitud de esos empleados.
Con el tiempo conoce a María Adela Gard de Antockoletz, entonces vicepresidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Olga convencida de que el sistema de reclamo ideado por las Madres era lo más conveniente, para poder crear conciencia sobre la problemática de los detenidos – desaparecidos del interior del país, comienza a trabajar junto a sus 4 hijos en la formación de Madres en el interior del país, esto se desarrolla a fines de 1989.

Olga es recibida y aceptada en Madres de Plaza de Mayo, siendo una esposa de desaparecido.

Dentro de las 17 filiales de Madres de Plaza de Mayo, que supo tener la Asociación de Madres, Olga y su familia trabajaron incansablemente para la formación de las filiales de Tucumán, Salta y Jujuy.

Pasa el tiempo y se decide junto a las Madres, padres, hijos y hermanos de desaparecidos, formar Madres de Detenidos-Desaparecidos de DepartamentoLedesma, Provincia de Jujuy.

La primera marcha en Ledesma de los jueves fue solitaria, todos tenían miedo de perder su empleo en la Empresa Ledesma. Luego de ser testigo su pueblo de sus marchas en soledad, se comienzan a sumar hasta formar grupos importantes bajo el reclamos “Aparición con Vida” de los desaparecidos.

Las madres y familiares deciden que Olga sea la cabeza visible de este grupo, porque podía viajar, juntar a todos los familiares. Costó mucho marchar en Ledesma por los acosos de las fuerzas de seguridad, pero la marcha que empezó en soledad, terminó siendo acompañada por muchos.

Cuando se escriba la historia reciente de los argentinos, dentro de las páginas de las numerosas heroínas que nacieron al calor de la lucha y el reclamo por justicia y verdad, personas que ocuparán una página de honor, tan grande, que representarán con brillo a todas las madres, esposas, hijas, que, de amas de casa, de profesionales, de mujeres comunes, se convirtieron en referentes universales de dignidad y lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia de todos los Pueblos.

Madres Plaza de Mayo Línea Fundadora

El Homenaje de Eduardo Galeano


Escribió Julio César Ruiz

Tal vez te interese: