Abusadas ante la Ultima Cena

Publicado el 3 marzo, 2013 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Esta es la odisea que tuvieron que atravesar dos hermanas de 10 y 19 años y otra nena de 15 años, para que la familia le crea, que estaban siendo sometidas sexualmente, hace 3 años, por un sacerdote católico. Observen la determinación que tuvieron que tomar, para poder terminar con esta humillación.

Nota de tapa

24.02.2013 – BRASIL

Este es el sacerdote católico de nombre Edilson Soares Correa, acusado de obligar a dos hermanas de 10 y 19 años y otra de 15 años de edad a mantener relaciones sexuales, bajo diferentes presiones. Está por el momento detenido, y las autoridades judiciales, investigando las circunstancias, a partir de las declaraciones y pruebas, presentadas por las propias nenas.

Las 3 nenas, con la colaboración de otra, producen la prueba

Durante más de 3 años, las niñas venían soportando esta humillación, que sin solución de continuidad relataban a sus padres, con lo que tan sólo se ganaban el reproche de “mentirosas”.

Cansadas de esta situación, se pusieron de acuerdo con una amiguita, cuarta nena, para grabar el abuso y demostrar que ésto que les ocurría, era verdad y estaban desesperadas.

Con paciencia, esperaron el momento oportuno y pudieron obtenerla, en la propia casa parroquial, de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y San Benedicto de la ciudad de Niteroi, una localidad vecina a Río de Janeiro.

Una vez logradas las imágenes, se las presentaron a un juez que esperaron durante horas en el umbral de su oficina, quién al observarlas, ordenó la inmediata detención del prelado. La contundencia de ese material, conmovió a los familiares que finalmente, terminaron uniéndose a la causa penal, en calidad de parte querellante.

El martes pasado, algunas tomas del vídeo fueron reproducidas por un diario, en las que el religioso aparece acariciando a dos de las criaturas en un salón de la propia iglesia, donde se puede observar, detrás de la escena, como decoración, un cuadro de La Ultima Cena.

Reflexiones finales

1) En realidad fueron abusadas 4 nenas, ya que existe una cuarta, que tuvo que hacer efectiva la filmación por casi media hora, para concretar la prueba.

2) El hecho de ser sacerdote, médico, maestro, amigo de la familia o lo que sea, no significa que está exceptuado de ser un abusador, más aún, el ranking extraído de la realidad por Fundación Adoptar, indica que el 90% de los abusos sexuales contra niños, son cometidos por sus propios adultos referentes y dentro mismo del seno familiar. En este sentido, la misma ciencia jurídica, ha tipificado estos casos como agravados por el vínculo, que de hecho, significa una situación de superioridad que el pederasta utiliza para doblegar al niño.

3) Queda claro, que cuando un niño, niña o adolescente, manifiestan de alguna manera este tipo de situaciones, siempre, absolutamente siempre hay que atenderlos, prestarles atención a lo que dicen. Ninguna criatura, puede inventar situaciones como éstas y si lo hiciera, también deben ser escuchados, y porqué no atendidos por profesionales, para detectar las motivaciones que lo inducen a este tipo de pensamientos.

4) Me he puesto a pensar, ¿quién es el mayor responsable de esta situación? ¿el pederasta?… ¿o los propios padres, que si las hubieran escuchado nada de esto hubiera podido pasar?

Escribió y editó Julio César Ruiz