El bullying mata

Publicado el 16 julio, 2013 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Video EL ACOSO MATA

¿Qué es el bullying?

El acoso escolar (también conocido como hostigamiento escolarmatonaje escolar,matoneo escolar o por su término inglés bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia(12-14 años), siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.

El acoso escolar es una forma característica y extrema de violencia escolar.

El acoso escolar es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros.

Este tipo de violencia escolar se caracteriza, por tanto, por una reiteración encaminada a conseguir la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder en tanto que es ejercida por un agresor más fuerte (ya sea esta fortaleza real o percibida subjetivamente) que aquella. El sujeto maltratado queda, así, expuesto física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, generándose como consecuencia una serie de secuelas psicológicas (aunque estas no formen parte del diagnóstico); es común que el acosado viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela y que se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana. En algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre el suicidio e incluso su materialización, consecuencias propias del hostigamiento hacia las personas sin limitación de edad.

¿Cómo se resuelve?

Es simple, no se asuste, observe si ha cambiado alguna conducta que usted le parezca extraña, gánese la confianza de su hijo. Cuando logre que él le cuente lo que le pasa, el resto es fácil y usted sabe cómo resolverlo.

El acoso de los niños ocurre tan sólo porque los padres no hablan con sus hijos, ya sean víctimas o victimarios.

Escribió Julio César Ruiz