Tucumán Urgente: “Cómida para Todos”

Publicado el 16 julio, 2013 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Mientras José Alperovich regala dinero para el fútbol, la cantidad de niños desnutridos en la provincia de Tucumán, no sólo ya pasó de 22.000, sino que deja a diario un saldo de criaturas con destrucción neuronal por hambre, que les quitó para siempre la posibilidad de competir en cualquier trabajo digno y el futuro incierto, los espera teniéndose que ganar la vida como puedan, aunque sea apropiándose de lo ajeno.

Es de esta manera, que las gestiones de gobiernos nacionales y provinciales como los que ocurren desde diciembre del 2003 en Argentina,  han naturalizado la inseguridad y muestran a la gente preocupación por la inseguridad, exponiendo tal emergencia, tan sólo para justificar gastos multimillonarios en cámaras de televisión que han invadido todo el territorio nacional, adquiridas con compras directas y sin licetar.

Qué mala elección de gobernantes de una gestión interminable, que no han sabido ni siquiera determinar las prioridades básicas de las personas sobre sus derechos humanos, perversión que se observa hasta en sus propias consignas: ¡¡¡Fútbol para Todos!!!, pero generando la violencia diaria que significa no tener “Comida para Todos”.

Mientras médicos de hospitales públicos de Tucumán, arriesgando sus trabajos y sus vidas nos informan que hay 22.000 niños desnutridos, el ministro de salud de la provincia, Pablo Yedlin, aclara ante la prensa, que esta denuncia no es tan así, por cuanto no son 2.000, sino tan sólo 3.690 los niños desfallecidos por la falta de alimentos.

Recuerdo, idénticas disputas que se suscitaban sobre la cantidad de muertos y/o desaparecidos de los gobiernos militares cuando discutían que no eran 30.000, sino tan sólo 6.000.

¿Qué nos está pasando para permitir que ofendan nuestro sentido común y nuestros derechos, subestimándonos al punto de robarnos la dignidad, el futuro y los dineros de las arcas públicas?.

Quizá algún día, cuando llegue a su fin este espectáculo que brindan hace 10 años y se enciendan las luces, recién caigamos en la cuenta sobre lo que hicieron estos atorrantes, a nuestro alrededor aprovechándose de la oscuridad.

Escribió Julio César Ruiz