Trata de bebés: Carta Abierta al Presidente Consejo Deliberante de Añatuya – Santiago del Estero

Publicado el 23 marzo, 2014 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Carta Abierta al presidente Consejo Deliberante de Añatuya, Santiago del Estero a propósito de sus declaraciones periodísticas

En el transcurso de esta respuesta pública a este funcionario podremos sacar conclusiones muy importantes sobre cómo funciona el sistema de la adopción en Argentina, desde la mirada de un funcionario perteneciente a un territorio como Santiago del Estero donde pululan células mafiosas dedicadas a la compra venta de recién nacidos y cómo impactan estas actividades en las demoras que sufren los aspirantes a convertirse en papás, toda vez que dicho negocio repercute en que cada vez llegan menos bebés a los juzgados para ser dados en adopción.

 Nota completa

Sr. Presidente Consejo deliberante
Ciudad de Añatuya – Santiago del Estero
Juan Manuel Sguario
SU DESPACHO

El día 21 de Marzo del 2014, usted le concedió una entrevista al Nuevo Diario de Santiago del Estero, para referirse a mis denuncias públicas sobre el tráfico y la trata de bebés que tiene a su ciudad como cabecera de tan monumental desgracia humana.

Le propongo analizar sus opiniones periodísticas para el logro de 3 objetivos:

a) Aclarar a la población del territorio nacional, los equívocos que surgen de sus comentarios.

b) Tomarlo a Ud. como ejemplo de cómo es el discurso de los funcionarios cuando se les requiere opinión sobre el robo de bebés.

c) Agradecer sus dichos de todas manera, ya que luego de dar este reportaje, se ha transformado en el primer funcionario del gobierno de Zamora que opina sobre el tráfico y la trata de recién nacidos, desde diciembre del 2005, oportunidad de la presentación de nuestra tres denuncias penales sobre la desaparición sistemática de pequeños ante el Juzgado del Crimen de la ciudad de Añatuya.

La nota del diario, que lo tiene como protagonista comienza de esta manera:

El presidente del Concejo Deliberante de Añatuya, Juan Manuel Sguario se refirió a la denuncia que hizo un medio provincial sobre irregularidades en lo que tiene que ver con la adopción de bebés y sobre todo en lo referido a la desaparición casi sistemática de recién nacidos en nuestra provincia, en el sudeste provincial, a través del testimonio de un representante de la Fundación Adoptar.

Una de las principales ciudades a las que se refiere la denuncia es Añatuya.

Con referencia a esto, el legislador sostuvo:

“No nos hace ningún favor que se denuncie a Añatuya que no merece un tratamiento mediático tan despiadado, tan cruel porque sin ignorar la problemática, no creo que ese sea el rasgo que caracterice a la ciudad. Tiene muchos aspectos positivos por los cuales merece ser valorada, no necesariamente con problemáticas de este tipo”.

Señor Sguario:

1°) No se esconda detrás de la palabra “Añatuya”, dado que ella se refiere a una ciudad honorable y usted, un simple servidor de su Comunidad.

Sirve esta aclaración por cuanto usted, al final de esta conversación podría sentirse tentado a endilgarle responsabilidad o culpa a una abstracción como el término “la ciudad” cuando en realidad, los delitos a los cuales me refiero son imputables tan sólo a personas de carne y hueso como usted o como yo.

2°) Usted expresa en ese párrafo: porque sin ignorar la problemática…” ¿puede explicarle a la Comunidad a qué “problemática” se refiere?

3°) Estoy de acuerdo con usted respecto que no le hace ningún favor a nadie que se lo señale como traficante de seres humanos, menos aun cuando de políticos y funcionarios se trata, ya que se supone que son ellos los llamados a proteger a la Sociedad y no el de asociarse con la impunidad para que se compre y venda a los recién nacidos de los más pobres de sus Pueblos.

Hasta sus declaraciones no hemos sabido nada sobre el tráfico y la trata de bebés en su provincia. Jamás nos dijeron, para citar como ejemplos:

¿Por qué encarcelaron y dejaron violar a mujeres que nos denunciaron la sustracción de sus hijos recién nacidos?

¿Por qué el Dr. Ronaldo García cuando era defensor de menores de Añatuya le sustrajo 3 de sus hijos a Yolanda Vazquez el mismo día?

¿Por qué el Juez Álvaro Mansilla sobreseyó a todos los que habíamos señalados como artífices del robo de bebés sin siquiera haberlos citado a declarar?

¿Por qué se ocultaron las pericias oficiales sobre los motivos por los cuales se incendiaron los archivos del Hospital Regional y el Registro Civil de Añatuya el día 12.12.2013 que contenían parte de las pruebas irrefutables que habíamos presentado ante la Justicia?

incendio registro civil añatuya

En la nota, continúa Ud. en diálogo con el diario…

“Hay un absoluto compromiso de todas las autoridades involucradas en tratar de que las adopciones se realicen siempre dentro del marco de la Ley, del Derecho. Entonces no estoy de acuerdo con ciertas publicaciones que dejan a la ciudad muy mal posicionada”.

1°) Continúa con un lenguaje esquivo y despersonalizado… ¿y tan sólo preocupado porque frente a estas graves denuncias “Añatuya quede “…mal posicionada” cuando debiera reconocer el tráfico y la trata de bebés como la misma presidenta lo reconoció públicamente en el Congreso de la Nación?

2°) No cambie de tema Sguario, no comience a hablar de adopciones, ya que en mis denuncias me referí a las apropiaciones, a la trata de bebés, a delitos de lesa humanidad, a tráfico humano y nunca me referí a adopciones. Quizá esta confusión suya sea un acto fallido, ya que ambas, la apropiación y la adopción son antítesis conceptuales y jurídicas, que bajo ningún punto de vista pueden ser generalizadas como comunes como usted en sus declaraciones las afirma, a no ser que tome como ejemplo su ciudad en donde robarle los hijos a los pobres es natural.

Ud. continúa en la nota diciendo…

Trámites de adopción

Con respecto a los trámites de adopción también explicó que

“…no es algo sencillo de realizar, puesto que se debe cumplir con una serie de requisitos muy estrictos”.

Sguario, al continuar hablando de adopciones usted hace una relación de dos elementos contrarios, irreconciliables que evidentemente a usted lo preocupan por alguna semejanza que advertirá en el devenir diario como habitante o funcionario de Añatuya.

“Son muchos los trámites que se deben realizar para obtener una adopción. Pero si aclaro que las entregas directas no están prohibidas y ahí aparece la figura del intermediario que si podría estar penada por la Ley, aclaró.

Tan sólo para seguirlo en su obstinación por mezclar la apropiación con la adopción, pero tan sólo por curiosidad le pregunto: ¿En lo que se refiere al instituto jurídico de la adopción, en la ciudad en donde usted es Presidente del Consejo Deliberante, aparece la figura del “intermediario” como usted lo expresa? si la respuesta fuera sí, como usted bien lo dice, toda actuación de este tipo de personajes es ilícita… y si no los hay… ¿porqué tan sólo menciona su existencia en un diario y no ante los fueros judiciales correspondientes?

Continúo atendiendo su exposición que dice…

La rigurosidad del proceso de adopción

Juan Manuel Sguario explicó:

“que para adoptar se fijan una serie de procedimientos como la guarda con fines de adopción, donde se controla con rigurosidad las condiciones de actitud moral, económica y de convivencia. Se convoca a la madre biológica para que convalide delante del juez su decisión de dar el menor”.

Sguario su comentario evidencia que la adopción no es su fuerte, pero, a pesar de ello y con total impunidad continúa opinando al punto que asevera que el juez para otorgar una guarda debe escuchar a la madre biológica, cuando en realidad debe hacer abstracción de ello y con el acompañamiento de su equipo profesional determinar fehacientemente si corresponde sacar al niño de su seno familiar y/o cortar el vínculo filiatorio que lo une con su familia de origen dictando el estado de adoptabilidad.

Cuando hablamos de un niño en estado de vulnerabilidad, el remedio puede ser la institucionalización, la re vinculación, la guarda con fines alimentarios o de adopción, pero en ningún caso es relevante ni vinculante la opinión de la madre ya que dicho veredicto le corresponde exclusivamente a la autoridad jurisdiccional.

La ley 24.779 lo señala claramente al punto que crea un Registro de Aspirantes compuestos por ciudadanos que están adecuadamente inscritos y con el correspondiente control judicial sobre su aptitud a la espera de tal determinación por parte del magistrado…

¿Sabe por qué?…porque puede ocurrir como de hecho pasa en su ciudad que los pícaros, delincuentes y mafiosos, pueden pervertir la voluntad de la madre biológica viciándola de la manera más denigrante como es a través de la violencia o del hambre para arrancarles decisiones personalizadas, en donde se haría ficción el contralor judicial sobre las condiciones y el destino de los niños dados en adopción.

La adopción directa ciertamente no es ilegal pero tan sólo por un vacío legislativo, pero, es profundamente inmoral por cuanto es utilizada por los jueces civiles para hacer entregas directas a cualquiera que consigue “una panza” en desprecio de los derechos del niño y de las personas de bien que se registran para transitar el camino para ser padres, como les manda la ley. Cómo será que la adopción directa genera una manipulación institucional grave, que el Poder Ejecutivo Nacional en su proyecto de modificación del Código Civil la extirpó de raíz.

Esto es lo que usted reconoce que existe en su ciudad, lo que de hecho es un método, naturalizado por los propios jueces de familia para distribuir, especialmente recién nacidos con la discrecionalidad que se les venga en ganas, en desmedro de los aspirantes inscriptos que siguen esperando durante años para convertirse en papás.

Usted continúa…

“En tanto el juzgado a través de un buen asistente social verifica las condiciones de los adoptantes y luego se emite una sentencia de adopción. Eso tiene un seguimiento riguroso. A los 6 meses se vuelve a convocar a los adoptantes para tener un diagnóstico actualizado del caso”.

Sr. Sguario, no siga hablando de lo que no sabe o le dijeron que diga, sus dichos en este reportaje están a punto de convertirse en apologías delictivas, ya que son naturales las entregas directas disfrazadas de guardas con fines alimentarios y de adopción sin verificar jamás a dónde van a parar físicamente los bebés entregados a cualquiera en vez de llamar en orden al turno que le corresponde al aspirante inscripto y acreditado legalmente. 

Por último Sr. Sguario, usted es padre de un bebé precioso, le aconsejo que cuando se refiera a los niños traficados lo haga como papá, porque desde el punto de vista de su rol político como Presidente del Consejo Deliberante de la ciudad de Añatuya está llamado a protegerlos a todos los pequeños de su ciudad como si fueran propios.

Procediendo de esta manera contribuirá aunque sea con un granito de arena, para que su ciudad deje de ser caratulada, ya a nivel internacional de una manera tan despiadada y cruel como es la de ostentar, gracias a los funcionarios que la administran, el título de capital de una de las tres organizaciones multinacionales dedicadas a la compra venta de recién nacidos que causan pavor en la República Argentina.

Le queda a Ud. como funcionario y padre de familia, la responsabilidad de hacerse cargo de esta realidad, o continuar diciendo lo que no es verdad

Atentamente

Julio César Ruiz
Presidente Fundación Adoptar