Adopción: Qué hacen las ONG’S en Argentina

Publicado el 12 julio, 2015 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

 

UBA

Un trabajo realizado por alumnos avanzados de la Facultad de Derechos de la Universidad de Buenos Aires

EL NUEVO ROL DE LAS ONG’S DEDICADAS A LA ADOPCIÓN

                                                logo

Integrantes

Barbagelata, Justo Santiago, Goyeneche, Belen, Salomón, Dario Javier, Savoia Altolaguirre, Luciana

Cátedra: Lora, Laura.

Comisión: 166.

Asignatura: “Los criterios de selección en el instituto de la adopción”

Docentes: Lora, Laura y Martinez Sobrino, Rosario.

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo se desarrolla en el marco de la materia “Los criterios de selección en el instituto de Adopción” a cargo de la docente Lora Laura en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. En él nos proponemos abordar qué importancia tienen las Organizaciones No Gubernamentales dedicadas a la adopción y que rol toman frente a este instituto.

Comenzamos por definir como Organización No Gubernamental a aquella entidad de iniciativa social y fines humanitarios, que es independiente de la administración pública y que no tiene afán lucrativo. Una ONG puede tener diversas formas jurídicas: asociación, fundación, cooperativa, etc. Es importante resaltar que nunca buscan obtener ganancias de tipo económico, sino que son entidades de la sociedad civil que se basan en el voluntariado y que intentan mejorar algún aspecto de la comunidad[1].

Tomando este concepto de ONG nos interesó abordar cuales son las actividades que realizan aquellas que se abocan a la adopción, cómo las realizan y que interés social cubren.

Pretendemos además hacer un análisis de cómo lo dispuesto en la ley n° 24.779 influye en ellas.

La ley mencionada, incorporada al Código Civil, ha modificado la regulación de la adopción fundamentalmente en tres cuestiones: a. el reconocimiento del derecho de identidad, b. la citación de los padres de sangre y c. la Guarda judicial preadoptiva.[2].

Las primeras dos modificaciones surgieron como resultado de la necesidad de adecuar la legislación interna a los derechos consagrados por los tratados internacionales incorporados con jerarquía constitucional en nuestro ordenamiento, principalmente la Convención de los Derechos del Niño.

Es realmente novedoso el desdoblamiento del tradicional juicio de adopción en dos etapas absolutamente definidas y diferenciadas: el otorgamiento de la guarda judicial (art. 317); y el proceso de adopción propiamente dicho (art. 321).

Esta total judicialización del instituto de la adopción generó una necesidad de dar un giro sustancial en aquellas ONGs que tenían como interés social el acompañamiento a quienes pretendían adoptar, principalmente porque como efecto contrario de la ley los procesos ilegales relacionados con la trata de bebés comenzaron a acrecentarse.

 MATERIALES Y MÉTODOS

Para llevar a cabo este informe, intentamos contactarnos con tres de las principales ONGs en el tema: ADOPTAR, ANIDAR Y ADOPTARE, obteniendo sólo respuesta de la primera.

Como principal fuente de la investigación utilizamos una entrevista llevada a cabo a través del programa Skype con el señor Julio César Ruiz, presidente de la fundación Adoptar, quien amablemente contestó nuestras preguntas y nos interiorizó en las actividades de la ONG.

Una vez realizada la entrevista, e informados de que el fin principal de la ONG está relacionado con la denuncia e investigación de la trata de bebés, nos pareció acertado recaudar información acerca de esto, encontrando varios artículos en la doctrina y en el sitio web de la fundación.

Además, tuvimos la posibilidad de realizar varias preguntas a padres adoptivos para observar en situaciones concretas el rol de las fundaciones, y tuvimos en cuenta, también, los testimonios brindados por madres adoptivas en clase.

Sin embargo, analizadas las tres experiencias, pudimos concluir que en ninguna de ellas, ya sean anteriores o posteriores a la ley 24.779, hubo un rol participativo de las ONGs especialistas en la materia.

 RESULTADOS

Como resultado, luego de la entrevista que pudimos realizar con el Presidente de la Fundación Adoptar, frente a la excesiva judicialización de la ley 24.779 que no deja lugar a que las ONGs se involucren en el proceso de adopción, como si lo hacían antes a través de un acompañamiento jurídico y psicoterapéutico, podemos afirmar que éstas tuvieron que abocarse a otras actividades y objetivos a partir de la implementación de esta ley, como en el caso de la “Fundación Adoptar” que comenzó a dedicarse a la investigación de trata de bebés. Como señala el entrevistado, el objeto actual de la fundación es diferente al que motivo a su creación.

Además, cabe señalar que el hecho de que la adopción esté sólo en manos del Poder Judicial también lleva a que quienes pretenden adoptar busquen alternativas más rápidas, llegando de esta manera a mecanismos ilegales que alimentan la red de trata. Y a su vez esto hace que cada vez menos bebés lleguen a los juzgados para ser adoptados, en razón de la actividad mafiosa que triplica en cantidad a la oficial.

El Señor Ruiz señala que la ley actual de Adopción regula los procesos tan sólo en un 25% del total de niños que podrían ser adoptados, y el restante 75% son circulaciones y transacciones comerciales de bandas de traficantes instaladas en tres “fábricas de bebés” que existen en la Argentina.

Agrega que las modificaciones que puede tener la regulación de adopciones en el Nuevo Código Civil y Comercial, no modificarán en absoluto los modus operandi de las mafias de tráfico de bebés en la República Argentina, si no que sólo afectarán el 25% de los casos que se realizan de manera legal[3].

Si bien desde la fundación se denuncia la existencia de 3 territorios donde principalmente se desarrollan los grupos que compran y venden recién nacidos (Nordeste del país –Santa Fe, Chaco, Formosa-, Sureste de Santiago del Estero y provincias de Cuyo pegadas a la Cordillera), ésta ONG se aboca prioritariamente a los casos de la localidad de Añatuya, ubicada a 190 km hacia el sureste de la capital de la provincia de Santiago del Estero.

Las denuncias sobre la trata de bebés en esta región comenzaron a llegar a la fundación en el año 2002, y fueron cada vez más constantes y coincidentes en los relatos, en los nombres, los apellidos y los domicilios, situación que les fue imposible ignorar.

Los voluntarios se vieron principalmente impactados por la existencia de hoteles que albergan visitantes, en donde se realizan partos en sus habitaciones y en donde se cobra “un plus” para permitirles presenciar el parto a los aspirantes a conseguir un niño[4].

Retomando con el testimonio del Señor Ruiz, lo que resulta más sorprendente y triste de esta compraventa de niños, es que el precio de ellos aumenta o disminuye de acuerdo a las características físicas del bebe. Así, un niño de tez blanca, ojos claros y pelo rubio tiene un mayor valor que otro de “pelito duro”, término utilizado por el Presidente de la Fundación en referencia a como se los nombra en el mercado de trata a aquellos bebés de tez oscura y pelo negro.

Nos parece importante señalar la diferenciación que hace el entrevistado entre la posibilidad de contemplar la adopción como un derecho del niño o como un gesto de caridad de los adultos, refiriendo que, conforme lo dispuesto en la Convención Internacional de los Derechos del Niño, se lo debe considerar como un sujeto de derecho, y es a partir de esto que la adopción debe ser un derecho subjetivo del niño, y no un mero gesto que aparente solidaridad.

Cabe destacar la imposibilidad de la adopción legal de competir con la apropiación adoptiva, dado a las insuperables “facilidades” por las que se paga, en relación a lo engorroso y lento que es el proceso legal de la adopción, entre ellas:

a) Rapidez: Se puede obtener un bebé realizando un viaje de una semana a cualquiera de los 3 polos de compra-venta que existen en Argentina.

b) Elección personalizada: como señalamos anteriormente la tez blanca, los ojos claros o el sexo determinan el precio. Los menos onerosos son los de tez oscura, los llamados pelito duro y los discapacitados que también forman parte de la oferta. El precio de las nenas de tez morena puede incrementarse si son adquiridas por el narcotráfico para ser utilizadas como mulas por su mayor capacidad genital de carga.

c) Sin burocracias: En el precio final se puede convenir la entrega del bebé con o sin documentos.

d) Envíos a domicilio: Las distintas modalidades de apropiación pueden incluir el traslado de la embarazada para parir en la ciudad de origen del comprador o la entrega domiciliaria del recién nacido, sistemas muy utilizados por cuanto garantizan la seguridad del adquirente y aleja territorialmente el episodio ilícito del grupo mafioso de origen donde se provocó la venta.

e) Garantías ofrecidas: Los bebés se entregan con “garantía” sobre la procedencia, salud, higiene y nutrición controlada durante los 9 meses inmediatos anteriores a la compra.

f) Con acceso al parto: Cuando los partos se producen en las habitaciones de los hoteles adheridos al sistema, puede asistir al nacimiento del bebe.

g) Fácil regreso a casa: Está garantizada la salida rápida y cómoda de la zona con el niño tanto para los adquirentes nacionales como para los extranjeros.

El presidente denuncia que mientras esto ocurre y la mafia de la compra venta de recién nacidos convive pacíficamente con el sistema oficial, ningún poder político, social, económico ni religioso, ni siquiera por caridad se ha mostrado interesado en terminar con esta desgracia humana [5]

 CONCLUSIONES

A modo de conclusión, en este trabajo tuvimos la oportunidad de adentrarnos en lo que podemos llamar la contracara de la adopción, la cual es ignorada por gran parte de la sociedad. En este sentido, a través de la Fundación Adoptar hemos podido conocer las dimensiones que tiene el delito de la trata de bebés en nuestro país, al punto de que sólo el 25% de las adopciones se realizan de manera legal.

Nos parece acertado hacer una mención al texto “Mundialización, Éticas y Adopción” de Eva Giberti, en el que la autora hace una diferenciación entre la necesidad y el deseo de tener un hijo. Adentrándonos en el análisis de estos conceptos, se puede señalar que por necesidad de ser padres se entiende la presión externa que la sociedad ejerce sobre las personas adultas para que éstos se constituyan como padres, y cumplan con el rol que se pretende de  ellos. Contrariamente, el deseo de ser padres refiere al real anhelo de darle a un niño una familia y las condiciones adecuadas para su desarrollo, tanto material como afectivamente.

Profundizando lo que hace a la necesidad de ser padres, creemos que ésta puede llevar a las personas adultas a cometer actos ilícitos como los mencionados a lo largo del informe. Los consideramos dentro del concepto de necesidad, no sólo por el hecho de la actividad ilícita en sí, sino también por los actos de discriminación que realizan a la hora de elegir al niño.

Como se puede ver una vez finalizada la investigación, es clara la poca participación que las fundaciones tienen en el proceso de la adopción, lo que nos dejo sorprendidos dado que nuestra primera intensión era estudiar el rol de las ONGs antes y después de la reforma de la ley 24.779, creyendo, desde nuestra ignorancia, que el inconveniente en éstas era la total judicialización que regula la ultima ley. Problema que queda disminuido en importancia, ante el cruel y traumático delito que deben soportar diferentes bebes que son apropiados ilegítimamente, sea para cumplir el rol de hijos en una familia o para actividades delictivas totalmente aberrantes como puede ser la pornografía infantil. Es realmente triste y cruel la situación que viven estos bebes, sea desde el momento mismo del acto ilícito hasta incluso en su desarrollo personal y lo difícil que les resultaría el día que lo decidan, encontrar sus verdaderos orígenes, si es que conocieran sus historias.

Es a partir de la importancia que implican estos acontecimientos, que las tareas y actividades que la fundación “Adoptar” realiza son increíblemente relevantes y fundamentales para dar publicidad, para que se conozca la realidad que se vive en diferentes partes del país y hasta nos animamos a decir, en el mundo. Publicidad que no debería depender únicamente de las tareas que esta u otras fundaciones realizan, si no que a nivel institución, desde los gobiernos sean estos nacionales o provinciales, los medios de comunicación y cualquier otro tipo de vía, se le debería dar el tratamiento que realmente merece, para poder abatir este delito.

ANEXO:

Entrevista: A familia Grimaldi

1) Nombre: Graciela y Gabriel Grimaldi

2) Edad: 52 y 54 años

3) Estado civil: Casados

4) Profesión: Abogada y Contador

5) ¿Por qué decidió adoptar?

Nosotros estábamos casados hacía varios años cuando decidimos tener hijos. Luego de un par de años intentándolo sin poder quedar embarazados, nos hicimos los estudios de rigor y dado que solamente podría quedar embarazada haciendo algún tratamiento de fertilización asistida, decidimos adoptar. En realidad, nosotros siempre consideramos la posibilidad de adoptar, aun en el caso de tener hijos biológicos. Los tratamientos de fertilización no eran una opción en nuestro caso, cuando en el mundo existen tantos chicos que necesitan padres.

6) ¿En que año lo hizo?

En el año 1993 adoptamos a tres hermanitos de 3, 2 y 1 año.

7) ¿Recurrió a una fundación u ONG dedicada a la adopción?

No, nosotros fuimos directamente al Consejo de Menor y la Familia que nos contactó con el Juzgado en lo Civil.   No recurrimos a ONGs dedicadas a la adopción porque consideramos que el Consejo del Menor, en ese momento, era la vía adecuada.  Además sabíamos por parejas que estaban en la misma situación, que las fundaciones cobraban muy caro para realizar los “ambientales” y los informes psicológicos.

8) En que caso que la respuesta anterior sea SI, ¿En que lo ayudaron y cómo?

—–

9) ¿Cómo llegó a esa fundación u ONG?

—–

10) Si durante el proceso no participaron ni fundaciones ni ONGs, ¿Por qué fue?

No las conocía, no fue necesario, etc.

Reiteramos lo señalado en la respuesta 7, y agregamos que hay fundaciones, como en su momento “Adoptare” que realizan una labor muy importante. Hay otras que parece que lucraran con la ansiedad de los futuros adoptantes.

11) ¿Conoce algo acerca del proceso de adopción hoy que difiera con el que funcionaba cuando usted decidió adoptar?

En realidad, después de realizar el juicio, y que pasara el primer tiempo, fuimos dejando de ver la legislación referida al procedimiento de la adopción

12) ¿Conoce como funcionan hoy las fundaciones u ONGs?

Algunas pocas.

13) ¿Cree que son importantes en el proceso?

En algunos casos pueden ser importantes. Depende de la seriedad y el compromiso de las mismas

14) ¿Cambiaría algo del proceso de adopción?

Lo aceleraría. Trataría a los posibles adoptantes con mucho respeto y consideraría que, a veces, en pos del “interés superior del niño” se intentan revinculaciones con las familias biológicas que atrasan años la posibilidad de que los niños tengan una verdadera familia.

¡Muchas gracias por el tiempo y la posibilidad de realizar esta entrevista!

Entrevista: A familia Martinez

1) Nombre: José y Cristina

2) Edad: 68 y 62, respectivamente

3) Estado civil: Casados

4) Profesión: Abogados

5) ¿Por qué decidieron adoptar?

Porque no podíamos tener hijos biológicos por problemas físicos y sentíamos la necesidad de formar una familia, más allá de la felicidad que teníamos como pareja, y es obvio que los hijos son parte esencial de aquélla.

También nos sentíamos capaces de darles a ellas (son dos nuestras hijas), el amor, el cuidado y la educación necesaria para hacerlas personas en todo el sentido de la palabra, capaces de gratificarse ellas, a nosotros y a los demás. Sabíamos que era un compromiso para toda la vida, pero estábamos dispuestos a llevarlo adelante

6) ¿En que año lo hicieron?

En el año 1988 la primera y en 1992 la segunda

7) ¿Recurrió a una fundación u ONG dedicada a la adopción?

No, acudimos en las dos oportunidades a organismos oficiales provinciales, nos inscribimos en listas y en los dos casos nos llamaron e iniciamos los trámites de adopción en los Juzgados correspondientes.

Para la época en que se realizaron sendas adopciones, en la sociedad no habían emergido la cantidad de ONG que hoy existen, sino que estaban organizadas en su lugar las denominadas “fundaciones” (creemos que en realidad  eran lo mismo). Recordamos una que se llamaba “Ñuñorco”, pero no tenemos la certeza de que la denominación “ONG” existiese  en esos tiempos.

8) En que caso que la respuesta anterior sea SI, ¿En que lo ayudaron y cómo?

———————————————————————————————–

9) ¿Cómo llegó a esa fundación u ONG?

————————————————————————————————–

10) Si durante el proceso no participaron ni fundaciones ni ONGs, ¿Por qué fue?

No las conocía, no fue necesario, etc. (Creemos que está respondida en la pregunta n° 7)

11) ¿Conoce algo acerca del proceso de adopción hoy que difiera con el que funcionaba cuando usted decidió adoptar?

En realidad no conocemos la normativa actual en materia de adopción, pero lo que si les podemos contar es que  el proceso de adopción, en la época en que tramitamos las adopciones de nuestras hijas, variaba en cada provincia del país, por la sencilla razón de que constitucionalmente las provincias se reservan la materia del procedimiento -que difiere de la del fondo-

De esa manera eran verificables situaciones en común, por ejemplo,  que durante el lapso de la “guarda con fines de adopción” (este período era entre uno y dos años a partir de la llegada del niño a la casa de los adoptantes), había un seguimiento mas o menos detallado por intermedio de asistentes sociales,  que actuaban en representación del Juzgado donde tramitaba la guarda, para verificar ambiente familiar, condiciones de cuidado, estado de salud, observancia de obligaciones elementales en materia sanitaria tales como vacunas, seguimientos médicos. Pasado ese tiempo, se dictaba sentencia otorgando, o no, la adopción plena.

12) ¿Conoce como funcionan hoy las fundaciones u ONGs?

No

13) ¿Cree que son importante en el proceso?

Desde luego que sí en la medida que sirvan de contralor comunitario para evitar ilicitudes que pueden englobarse en el horrendo concepto de “trata de niños”.

14) ¿Cambiaría algo del proceso de adopción?

Nos remitimos a la respuesta dada a la pregunta 11

¡Muchas gracias por el tiempo y la posibilidad de realizar esta entrevista!

Estamos a disposición del grupo para colaborar con lo que necesiten, esperamos haberlos podido ayudar.

 

Nombre de la fundación: Adoptar (Tucumán – Argentina)

Nombre del entrevistado: Julio César Ruiz

Rol en la fundación: Presidente

1) ¿Qué tareas realizan en la fundación? ¿Cuál es la tarea principal?

– Yo tengo 64 años, a los 24 años me enteré que soy adoptado, por decirlo de alguna manera, en realidad no soy adoptado sino que soy apropiado, esto quiere decir que no hay un trámite judicial en mi adopción sino que hay una apropiación. Ya van a ver como en el transcurso de la conversación nosotros vamos a ir definiendo que hay dos maneras de tener hijos, una biológica y otra por medio de la adopción. Cualquier otra no es adopción sino apropiación. La adopción es un instituto jurídico que esta reglado por una ley nacional, los códigos de procedimiento de cada provincia determinan los “como” pero la norma de fondo está en una ley que es la 24.779. Y que prontamente el 1 de agosto de este año se va a modificar. En orden a esto, me voy a referir a la adopción como el  “trámite judicial”, y cuando diga apropiación es un apropiamiento.

Te cuento una anécdota: hace como siete años hice un artículo para una revista de Buenos Aires. Hicimos un trabajo sobre la trata y el tráfico de recién nacidos en Añatuya,  Santiago del estero. Trabajamos cinco días, incluso la gente de la revista fue con nosotros para allá, y cuando volvimos la periodista me dijo:

– “bueno quiero saber de vos, hablar de vos, que me cuentes por qué entraste a la fundación adoptar”.

– Yo le dije: “me llamo Julio Ruiz, tengo tanto años (en esa época era más chico) y bueno yo descubrí a los veinticuatro años que era apropiado.

–  Entonces la chica me dice: “Para. Para que no me dan los números”.

– Y yo le digo, “no te entiendo”.

– Y me dice, “si, porque vos no podes ser apropiado.

– “Porque?” le pregunté.

– “Y no, porque tenés 57 años”.

Y ahí le explique que el termino apropiado está en el Código Penal, que todo el mundo cree que los apropiados son exclusivamente los bebes que buscan las abuelas de plaza de mayo. Pero no. Yo soy apropiado porque a mí me vendieron, alquilaron, no sé cómo fue porque esa parte no la descubrí. Le tuve que explicar lo que les explique recién. Apropiado es el que se lleva lo que es ajeno, para decirlo de otra manera. No es el que se lleva lo ajeno dentro de los gobiernos militares. Había casos en el año 1423 también. Es muy importante aclarar esto.

La fundación nació después de que me entere que era apropiado, tenía 24 años. Y me pase 26 años buscando mis orígenes biológicos. Los encontré. Pero después tenia que ver por qué había gastado todo ese tiempo buscando mi familia biológica. Yo empecé buscando mis origines con una pregunta. Fui con mi mama, que es la única mamá que tengo, que es la que me crió, y le dije: “¿quiénes son mis padres biológicos?”. Y ella me dijo: “no lo vas  a saber nunca, el secreto yo me lo voy a llevar a la tumba”. Con esa frase yo me pase 26 años conjeturando información. Después de ese tiempo encontré a mis padres biológicos muertos. Encontré 7 hermanos, y cuando llegué hasta el final y encontré esto me di cuenta que la búsqueda es un camino que algunos quieren recorrer, para llegar al final del camino y darse cuenta de que tienen una sola vida, y de que tienen que volver de donde partieron en este largo camino (en mi caso 26 años) para recomenzar la única vida que tenemos. Esta. No tengo otra.

Pareciera ser que la búsqueda de un origen biológico no es la búsqueda de una cara, de un nombre, de un apellido, sino el recorrido de un camino que nos lleve hasta un final (a donde si, bueno, se llaman juan pedro y diego). Y hay que volver y comenzar de nuevo o retomar la única vida que tenemos.

Entonces me dije: “bueno me voy a poner a escribir sobre la búsqueda, sobre la adopción”. Y no tenía donde más averiguar asique empecé a pedirle permiso a las monjas de Salacuna de Tucumán y trabaje dos años y medio con ellas. Viendo legajos, como llegaban los bebes, los niños, en qué estado, por qué estaban ahí, como era el sistema de adopción, y todo eso.

Un día, yo estaba ahí en un escritorio que me prestaron, y entró una niña de alrededor de cinco años  interna de ahí y me preguntó: – “¿qué estás haciendo?”.

Yo estaba concentrado escribiendo, y me puse a pensar. Y le dije, “escribiendo”.

– Ella me dijo: “¿para qué?”. No sé si fue le tono o qué pero empecé a pensar… es muy difícil explicarle a una criatura de cinco años. Ya estaba por decirle que se vaya por que estaba ocupado pero me dijo: “¿por qué no me ayudas a encontrar un papa y una mama? Yo se tender la cama”. Como un ofrecimiento.

Ese día cerré el cuaderno, pensé que esta nena nunca iba a poder leer este libro que yo escribiera alguna vez. Ese es el día en que nació la Fundación Adoptar. Nació con la idea de unir a ese papá y esa mamá que no pudieron serlo con esa bebe que se ofrecía diciendo “yo se tender la cama”.

Me conmovió mucho. Es fue el día que empecé los trámites para hacer una fundación. Esto fue en el 2000. El 1 mayo me dieron la personería jurídica. A partir de ahí empecé a trabajar.

A partir de ahí aprendí que la adopción en la Argentina es de exclusiva determinación del Poder Judicial. No hay absolutamente ninguna gestión que alguien pueda hacer que no sea el Poder Judicial. A partir de la inscripción en un registro hace todo el Poder Judicial.

Me puse a pensar en trabajar en una pregunta que es fundamental y que está en boca de todos: “¿Por qué demoran tanto los trámites para adoptar?”

– Entonces me dije: “bueno, como no podemos trabajar específicamente sobre lo técnico jurídico, empecemos a hacer investigaciones, a trabajar en cuestiones que tienen que ver por ejemplo con esta gran pregunta”.

Empezamos a estudiar este tema durante 17 años y empezamos a  hacer ajustes respecto de esta gran pregunta que nos dio la posibilidad de aportar cosas concretas.

Llegamos a la respuesta. Y descubrimos que en la república Argentina hay tres territorios que están infectados por mafias que compran y venden recién nacidos. La respuesta a esa pregunta es que demoran los trámites porque los Poderes Judiciales hacen entregas legales tan solo en un 25% del total, el 75% de la entrega de recién nacidos son circulaciones a través de transacciones comerciales que hacen bandas mafiosas que están establecidas en estos tres territorios. Y por ese motivo cada vez llegan menos bebes a los juzgados de familia para ser dados en adopción. Esa es la primera respuesta a ese gran interrogante.

Después trabajamos en un asegunda pregunta, “¿A donde van los bebes?”

La venta paralela está haciendo desaparecer el instituto jurídico de la adopción, porque tiene relación con la segunda pregunta.

Cuando este año se modifique el código civil, se va a modificar sobre ese 25%, porque el 75% no es administración del estado.

2) ¿Cuáles son los tres territorios?

El orden que voy a dar se refiere a la importancia, a la calidad y cantidad. Cuando hablo de calidad es que los bebes están tarifados, por ejemplo, una nena con tez clara es más cara que una morochita, un bebe varón con pelo claro, es más caro que un bebe con pelo duro (se utiliza ese término). Y en cuanto a cantidad, me refiero a la facilidad que hay desde el punto de vista territorial para la sustracción. Son:
1) nordeste del país –Santa fe, Chaco, Formosa-
2) sureste de Santiago del Estero
3) provincias de Cuyo pegadas a la Cordillera –San Juan, San Luis, Mendoza-

Se venden con o sin papeles. Generalmente con papeles los prefieren quienes lo van a extraer del país, porque reciben la partida de nacimiento y el DNI, entonces con esa documentación pasan gendarmería sin ningún problema.

3) ¿Cambio mucho el objetivo actual de la fundación de aquel objetivo que hizo que los motivase a ustedes a crearla?

Sí. Porque nos dimos cuenta de que la adopción no era una cuestión en la que nosotros podríamos trabajar porque es exclusividad del Poder Judicial por lo que empezamos a trabajar en el destino de los bebes, a donde van. Están absolutamente modificadas las misiones y visiones de la Fundación. El objeto de estudio, la misión, la forma de investigación.

Hacemos investigaciones muy complejas, trabajamos con 5 agencias de Interpol, tenemos 5 chicas que chequean todos los días páginas pornográficas para ver si hay recién nacidos hasta 2 años en prácticas sexuales con adultos.

4) ¿Ayudan en el proceso de adopción? ¿En qué momento interviene la fundación durante el proceso de adopción?

No, la ley 24.779 va a decir que el único que tiene incidencia en el trámite de la adopción es el Poder Judicial. El trámite comienza con la inscripción en el Registro de Aspirantes.

Nos encantaría poder ayudar en el proceso de intervención.

5) ¿El Poder Judicial hace un seguimiento de las guardas con fines de adopción con la finalidad de garantizar el Interés superior del niño?

El Poder Judicial no hace seguimientos, una vez que le dan al niño a los padres adoptivos cierran el caso.

6) ¿Qué opina del sistema de adopción? ¿Qué le cambiaria para mejorarlo?

Me parece que la ley actual tiene la mayoría de los puntos que se publicitan como modificatorios, y  son mentiras porque ya estaban.

Hay una modificación interesante que es la adopción directa. Esta constituye un “vacío” en la ley, hecho a propósito por el legislador. Por ejemplo, un papá y una mamá mueren en un accidente de auto y tienen un niño de 2 años. Este niño se quedó sin padres. La idea de la adopción directa es que la tía, la abuela, la prima, quien sea con el efecto de que el niño siga en el ámbito familiar, pueda adoptarlo. No se olviden que no está inscripta en el Registro de Aspirantes a Adoptar, y la ley te impone como requisito para adoptar estar anotado en el Registro.  La idea de la adopción directa es que el niño pueda quedar dentro del núcleo familiar. Entonces, la “desobliga” a la tía, la abuela, le “saca” la condición de que esté inscripta en el Registro de Aspirantes.
Entonces, ¿como se “trafica” con este vacío legal? Hay gente que sale a buscar mujeres embarazadas, generalmente buscan mujeres pobres,  y le pagan el parto o algún otro método para que tenga el bebé.  Estas personas se llevan al bebé, lo tienen con ellos un año y medio, dos, y luego acuden al Juez y le comentan que lo tienen porque apareció en el umbral de su casa. Entonces el Juez siguiendo la lógica, luego de que este bebe haya estado un año y medio o dos con ellos, se los da en adopción.  Así obtienen la adopción y la partida de nacimiento.

Con la ley nueva va a desaparecer la adopción directa porque se va a respetar a las personas inscriptas en el Registro por orden de inscripción.

Yo presentaría un proyecto de ley donde se desentierre que la adopción es un gesto de caridad, sino que debe ser la garantización de los derechos del niño.

7) ¿Cuál cree que debería ser el principal objetivo de la adopción?

El principal objetivo no depende de lo que yo crea sino de la Convención Internacional de los Derechos del Niño. Esta lo pone al niño como sujeto de derecho. Habla también de que la adopción es un derecho del niño. La gente tiene el pensamiento que la adopción es un gesto de caridad, no como un derecho. Los adultos deberían ofrecerse a ser padres adoptivos para garantizar el derecho del niño y no como un gesto de caridad.

Considero personalmente que en los países donde hay Iglesias Católicas hay robos de recién nacidos y hay métodos sistemáticos de sustracción. Y a la inversa, donde no hay una Iglesia Católica Apostólica Romana no hay (por lo menos en la misma medida) una apropiación sistemática de niños.

 Viernes, 2 DE JUNIO DE 2006

15:30 › SANTIAGO DEL ESTERO

Testimonios confirman la venta de bebés en Añatuya[6]

El juez Criminal y Correccional de Añatuya, Álvaro Mansilla, recibió testimonios que confirmarían la venta de recién nacidos en esa ciudad santiagueña. Al parecer estaría involucrado el obispo castrense Antonio Baseotto, durante su gestión en la diócesis del lugar.

Según la investigación, en la mayoría de los casos los recién nacidos fueron entregados por madres pobres y solteras, a las que se les ofrecía cambiar sus hijos por alimentos, ropas y materiales de construcción. En algunos casos, los testimonios de padres y abuelos de los pequeños apuntan al obispo Baseotto, quien el año pasado fue relevado por el gobierno de la vicaría castrense ante sus dichos contra el ministro de Salud, Ginés González García.

En el expediente se agregó una denuncia de la Fundación Adoptar de Tucumán, en la que se indica que en los dos últimos meses se recibieron reclamos permanentes sobre la sustracción de bebés. Las investigaciones se iniciaron cuando se difundió un informe periodístico por América TV, relacionado con denuncias contra el obispado de Añatuya sobre venta de bebés.

La denuncia de la Fundación “Adoptar” de San Miguel de Tucumán, que involucra a monjas y al ex obispo Baseotto, demoró varios meses en llegar al Juzgado de Añatuya, tras permanecer en el Juzgado Federal de Santiago del Estero, a cargo del ex juez Ángel Toledo, quien renunció al cargo debido a múltiples pedidos de juicio político.

En su momento y tras conocerse públicamente la denuncia de “Adoptar”, Toledo se declaró “incompetente” y demoró en girar las actuaciones al Juzgado de Añatuya, que inició de oficio una investigación. En noviembre de 2003 el entonces juez de Instrucción en lo Criminal y Correccional de Añatuya, Alberto Chanán, resolvió “archivar” una denuncia sobre venta y enterramiento de bebés en el Hospital de Añatuya.

Las investigaciones, surgidas tras la denuncia del ex diputado Néstor Floridia (PJ), concluyeron con el “sobreseimiento total y definitivo por inexistencia de hecho delictivo”, en una causa que volvió a reabrirse por las nuevas denuncias de venta de recién nacidos. La demanda derivó en excavaciones en los fondos del hospital, a cargo de efectivos policiales y Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Añatuya, determinando que los restos encontrados pertenecían a “desechos quirúrgicos o de gestaciones que no llegaron a tiempo”.

Durante el proceso judicial, Floridia denunció que un grupo de monjas y el entonces obispo de Añatuya integraban una organización dedicada a la venta de recién nacidos, en complicidad con funcionarios judiciales, Registro Civil y hospital zonal. En la última década, más de un centenar de casos sobre venta de niños fueron radicados en los distintos juzgados de los Tribunales de Santiago del Estero, pero la mayoría no concluyen con la etapa de instrucción e investigación.

Fuente: Télam

Domingo, 14 de Junio de 2009  01:00 | La Ciudad

“Los bebés rubios y los varones son los más caros a la hora de comprar”

“Rosario es uno de los destinos del tráfico de bebés que se da aquí en Añatuya, esta es la cabecera del negocio en la zona; el caso de Pinto es apenas uno más y no será el último”. La frase, lanzada ayer, pertenece a una de las fuentes con las que La Capital tuvo contacto directo en Santiago del estero; una de las tantas personas que por las calmas calles de Añatuya habla del comercio de niños como algo común y de larga data.

“Acá los chicos tienen precio. Si son varones y rubios se cotizan más. Se pagan entre 30 y 80 mil pesos, los morochitos cotizan menos; y si se lo manda afuera hay que calcular unos 200 mil pesos en euros. Eso se reparte entre las bandas. A las madres biológicas les dan desde chapas o una casa en un barrio humilde hasta nada, se juega con su miseria”, dice el mismo portavoz.

Hasta esta semana a cualquier rosarino le habría costado ubicar en el mapa a Añatuya (a 194 kilómetros de la capital de Santiago del Estero) o a su vecina Pinto. Todo cambió cuando se supo que Liz Anahí Benítez, una pinteña humilde de 30 años, fue captada por una supuesta banda de Rosario que la llevó a parir al Hospital Provincial y dio en adopción a su bebé nacido el 6 de abril. Un caso que investiga la Justicia por el que ya hay tres detenidos y al que se refirió el gobernador Hermes Binner al remarcar: “Hay una red que no conocemos” (ver página 4).

Inofensiva. Añatuya parece inofensiva. En apenas 25 kilómetros cuadrados se concentra una cantidad excesiva de avenidas y 25 mil habitantes. Los añatuyenses llegan a padecer 52 grados de calor en enero e incesantes cortes de luz. Pero ellos, y sobre todo, se quejan por la falta de agua, la desocupación, el chagas, el alcoholismo y la “mala fama”. Es que a esta ciudad se la denomina “Capital de la Tradición”, pero no son pocos los que agregan: “Tradición del mercado negro de drogas y la venta de bebés”.

Aldo Sanaua, de 47 años, es un fabricante de golosinas y periodista aficionado del lugar. Hace años que en conjunto con la Fundación Adoptar (con sede en Tucumán) viene denunciando el tráfico de chicos de Añatuya y, por ello, dice que fue amenazado en más de una oportunidad. “En el negocio con los niños hay distintas bandas: rurales, hospitalarias, de clínicas, hoteleras, domiciliarias, viajeras, religiosas e internacionales. La de Rosario sería una viajera”, opina y detalla la dinámica del comercio.

Dice que en cada grupo delictivo hay personajes que actúan como captadores (monjas, enfermeros, punteros o parapsicólogos), algunos que son parte del mercadeo (abogados, médicos o escribanos) y otros tantos que están ligados al blanqueo (también médicos, empleados del Registro Civil o judiciales). Todos ellos “pertenecen a las clases media y alta de Añatuya”, según Sanaua, “y hacen buenas migas con el poder político y religioso: es un verdadero terrorismo de Estado lo que se vive aquí, un lugar con estos negocios y hasta con soja, que sostiene un 60 por ciento de la economía provincial a pesar de tener una población con un 80 por ciento de desocupados y con hambre de verdad”.

Las voces de la calle. Por las calles de Añatuya no cuesta mucho que alguien aclare qué función cumple una “buscapanza” (captadora de embarazadas que quieran dar a sus hijos) o una “mensualera” (paga entre 400 y 500 pesos por mes a las mujeres pobres para que se embaracen y después se pueda vender el bebé). Tampoco es difícil que alguien apunte a los barrios La Merced, El Triángulo, Colonia Osvaldo y San Jorge como los que se han levantado prácticamente tras el negocio de un hijo. “Un bebé por una casa”, dice el lema popular.

A este diario le bastó esperar por dos horas al intendente Vidal Isaac Ulloa a metros de su despacho (ver página 4) para que varios añatuyenses, que también esaguardaban al funcionario por diversos trámites, comentaran sin sorpresa alguna lo que habían vivido en torno al tráfico de bebés. “Tengo una hija de 7 años y cuando estaba por ingresar a la sala de partos del hospital un religiosa me preguntó si quería dar a mi bebé”, comentó S., de 37 años. Otra mujer, V., que hoy es abuela, relató que a su hija embarazada y soltera un sacerdote la quiso convencer hace 11 años de que diera en adopción a su bebé “ya que era tan bonita, joven y no tenía marido”, dijo. El mismo tenor tuvo el relato de C., padre de 9 hijos: “Vos sabes, (sin acento como se habla en Santiago), a mí me pasó dos veces y en la sala de partos; me pidieron a los dos más chicos”.

Añatuya parece inofensiva. Las siestas son desoladas y su gente es callada pero cuando habla desnuda otra ciudad.[7]

BIBLIOGRAFÍA

BÍSCARO, Beatriz R. La adopción y el Derecho a la identidad a la luz de la Constitución Nacional, Revista Jurídica Número 15 (2011)

Definición de ONG – Qué es, Significado y Conceptohttp://definicion.de/ong/#ixzz3dv3fealC (Disponible en Internet el 19/06/2015).

GIBERTI, Eva, Mundialización, Éticas y Adopción, Giberti Eva y Grassi Adrián, compiladores en Las Éticas y la adopción, Ed. Sudamericana, Buenos Aires, 1997, pág. 45 y 46.

LORA, Laura y BERROTARÁN, Sofía. Cuadernillo de ayuda metodológica. Guía Práctica para desarrollar trabajos de investigación.

MOLINA, Alejandro, La guarda para adopción. El dolor de los niños sin familia y las deficiencias del Estado. Algunas pautas para mejorar las cosas. E.D., T. 192, 2001, págs. 171 a 187.

PELLEGRINI, María Eva y DUPRAT, Carolina, Entregas extrajudiciales de menores en guarda, Revista jurídica número 9 (2005).

RUIZ Julio César, “90.000 U$S por un bebé de tez clara en Añatuya” (2012), http://www.adoptar.org.ar/2012/12/90-000-un-bebe-de-tez-clara-en-anatuya/, (Disponible en Internet el 19/05/2015).

RUIZ Julio César, “Bandas hoteleras, justicia y política, socias en la trata de bebés” (2012), http://www.adoptar.org.ar/2012/12/bandas-hoteleras-justicia-y-politica-socias-en-la-trata-de-bebes/, (Disponible en Internet el 19/05/2015).

RUIZ Julio César, Hoteles de la trata de bebés: “Acá llegan dos y se vuelven tres” (2014) http://www.adoptar.org.ar/2014/03/hoteles-de-la-trata-de-bebes-aca-llegan-dos-y-se-vuelven-tres/, (disponible en Internet el 19/06/2015).

RUIZ Julio César, “La Fábrica de Bebés” (2010) http://www.adoptar.org.ar/2010/07/la-fabrica-de-bebes/, (disponible en Internet el 19/06/2015).

RUIZ Julio Cesar, “La trata de bebés no se modifica cambiando la ley” (2012), http://www.adoptar.org.ar/2012/05/la-trata-de-bebes-no-se-modifica-cambiando-la-ley/, (Disponible en Internet el 19/06/2015).

RUIZ Julio César, “Manual para entender la apropiación adoptiva en Argentina” (2014) http://www.adoptar.org.ar/2014/10/manual-para-entender-la-apropiacion-adoptiva-en-argentina/, (Disponible en Internet el 19/05/2015).

RUIZ Julio César, “Venta de bebés: Santiago del Estero sigue siendo proveedora” (2015), http://www.adoptar.org.ar/2015/03/venta-de-bebes-santiago-del-estero-sigue-siendo-proveedora/, (Disponible en Internet el 19/05/2015).

TELAM, “Testimonios confirman la venta de bebés en Añatuya” (2006) http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-67773-2006-06-02.html (Disponible en Internet el 23/06/2015)

VILCHE, Laura “Los bebés rubios y los varones son los más caros a la hora de comprar” (2009) http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2009/06/14/noticia_0022.html (Disponible en internet el 23 de junio de 2015)

[1] Definición de ONG – Qué es, Significado y Conceptohttp://definicion.de/ong/#ixzz3dv3fealC, (Disponible en Internet el 19/06/2015).

[2] PELLEGRINI, María Eva y DUPRAT, Carolina, Entregas extrajudiciales de menores en guarda, Revista jurídica número 9 (2005).

[3] RUIZ Julio Cesar, “La trata de bebés no se modifica cambiando la ley” (2012), http://www.adoptar.org.ar/2012/05/la-trata-de-bebes-no-se-modifica-cambiando-la-ley/, (Disponible en Internet el 19/06/2015)

[4] RUIZ Julio César, Hoteles de la trata de bebés: “Acá llegan dos y se vuelven tres”(2014) http://www.adoptar.org.ar/2014/03/hoteles-de-la-trata-de-bebes-aca-llegan-dos-y-se-vuelven-tres/, (disponible en Internet el 19/06/2015)

[5] RUIZ Julio César, “Manual para entender la apropiación adoptiva en Argentina” (2014) http://www.adoptar.org.ar/2014/10/manual-para-entender-la-apropiacion-adoptiva-en-argentina/, (Disponible en Internet el 19/05/2015)

[6] TELAM, “Testimonios confirman la venta de bebés en Añatuya” (2006) http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-67773-2006-06-02.html (Disponible en Internet el 23/06/2015)

[7] VILCHE, Laura “Los bebés rubios y los varones son los más caros a la hora de comprar” (2009) http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2009/06/14/noticia_0022.html (Disponible en internet el 23 de junio de 2015)

ALGUNAS OBSERVACIONES REALIZADAS POR FUNDACIÓN ADOPTAR SOBRE COMENTARIOS QUE FORMAN PARTE DEL PRESENTE ESTUDIO DE INVESTIGACIÓN 

*Entrevista: A familia Grimaldi

Observaciones

– Los trámites de adopción son judiciales razón por la cual, ninguna ONG puede llevar a cabo ningún tipo de actividad procesal. Por ello no están autorizadas a realizar visitas domiciliarias y/o ambientales ni exámenes psicológicos  y si lo hacen y cobran por ellos, están cometiendo un fraude. Los únicos profesionales autorizados para hacer este tipo de intervenciones son los dependientes del Poder Judicial que tiene el expediente que tramita la guarda con fines de adopción.

– Las ONG´S tampoco pueden realizar ninguna gestión que vaya a colaborar con el proceso judicial. En este sentido hay que tener cuidado por cuanto los cursos que dictan corren por cuenta y cargo de los aspirantes a adoptar que eligen realizarlos, pero de ninguna manera son una condición ni un elemento que en algún sentido vaya a colaborar con la aceleración del proceso judicial.

– Otra de las características que tienen los trámites sobre adopción es que son PERSONALES, GRATUITOS Y JUDICIALES. Esto quiere decir que se deben iniciar los procesos de adopción sin la intervención de abogados por cuanto no es necesario. En donde sí va a ser preciso contratar un letrado es cuando hayan trascurrido 6 meses como mínimo y un año como máximo del otorgamiento de la guarda con fines de adopción, etapa en la cual comienza el juicio de adopción propiamente dicho. Mientras tanto, todo, absolutamente todo es gratis.

Escribió Julio César Ruiz