Gladys Castaño: testimonio del robo de bebés en Añatuya

Publicado el 12 abril, 2016 por Julio César Ruiz

Facebooktwittergoogle_plusmail

 gladys-castaño

Gladys Castaño, es uno de los testimonios que fundamentó judicialmente tres denuncias penales que realizó Fundación Adoptar sobre sustracción, apropiación y cambio de bebés en Añatuya, Santiago del Estero de la República Argentina.

El siguiente video es parte de un documental que realizó Cáritas International documental completo dirigido a demostrar la existencia de la Trata de Bebés en esa zona del territorio nacional.

Antes de ver el testimonio debemos hacer algunas observaciones y referencias a lo que expresa Gladys:

a) Gladys relata cómo le robaron la bebé recién nacida a su hermana.

b) Cuando menciona a “Garcia” se refiere al Dr. Ronaldo García, ex fiscal y defensor de menores del Juzgado de Familia del lugar, que luego de renunciar a su cargo instaló junto a su esposa Dra. Elba Baigorria en Avda. Wofcy 238, primer piso, Añatuya, Santiago del Estero  el estudio jurídico llamado Garcia & Baigorria con innumerables denuncias sobre transacciones comerciales con bebés de la zona.

Dr. Ronaldo García y su esposa Elba Baigorria

c) Cuando menciona al Obispo Baseotto se refiere a Monseñor Antonio Baseotto quién junto a su hermana María Rita Baseotto hacían entregas de recien nacidos a destinos desconocdiso. Esta última nunca fue citada a declarar a pesar de la denuncia que realizamos y su hermano, fue sobreseído de nuestra acusación sin siquiera haber sido llamado a declarar.

baseotitos

d) Cuando se refiere a la monja María Isabel se refiere a quién era el brazo ejecutor del robo de recién nacidos. La misma fue denunciada penalmente por Fundación Adoptar y cuando fue citada por el Juzgado (única citada) el Arzobispado de Añatuya informó que fue enviada a la sede de la congregación Vicentinas en España. A la segunda notificación, sin ningún tipo de pruebas informaron que había fallecido en el país europeo.

maria isabel

e) Cuando se hizo público él video original de Gladys Castaño, fue detenida y sufrió dos intentos de violación en la comisaría de la zona.


  Escribió Julio César Ruiz