Adopción: Ley que favorece la trata de bebés

Publicado el 31/08/2013 por Julio César Ruiz

Este señor, es ideólogo de un proyecto que ya se transformó en la ley provincial 14.528, que aunque se publicita como “la nueva ley de adopciones”, la realidad es que es una norma que tan sólo reemplaza el modo, la manera, la forma de tramitar la adopción y circunscrita a los aspirantes a adoptar de la provincia de Buenos Aires.

Analizar esta ley produce varias sensaciones, pero seguramente todas aquellas que causan fastidio, por lo que en esta breve editorial, vamos a reflexionar sinópticamente sobre el daño que conlleva haber creado y aprobado esta ley desarticulada de la realidad.

Es importante recordar: En el caso de la adopción, la ley de fondo es la 24.779 (Código Civil Argentino) que determina fehacientemente los perfiles de alcance nacional obligatorio relacionados con el instituto jurídico de la adopción, términos que pueden ser modificados exclusivamente por el Congreso de la Nación y que esta ley de la provincia de Buenos Aires a mi criterio modifica, o al menos lo enuncia, aunque en la práctica, por oposición de los jueces, no lo pueda concretar.

Pero, el interés de esta editorial en realidad no es mostrar la cadena de anti juridicidades que posee sino más bien, advertir que dicha misiva no modificará nada en el futuro de los niños ni en el de los aspirantes a adoptar, pero sí logrará ser perversamente proporcional al interés de grupos mafiosos dedicados a la compra y venta de recién nacidos de Argentina.

En la mayoría de los casos, no alcanza la buena voluntad de un legislador cuando se dispone a confeccionar una ley, menos aún de las características de derechos humanos básicos de los más pequeños, que precisa, necesariamente un balance entre la teoría, la realidad, el conocimiento y la idoneidad.

Luego de lo dicho y para no cansar al lector, le proponemos analizar tan sólo un párrafo de uno de sus artículos:

Artículo 7, inciso 2) de la Ley N° 14.528 expresa:

“La declaración de situación de adoptabilidad” será decretada, además, en los casos en los que “los padres hayan tomado la decisión libre e informada de que el niño o niña sea adoptado”. En esos casos la manifestación será válida sólo si se produce después de los 45 días del nacimiento del menor de edad”.

¿Cómo pretende este señor que se podría controlar que: los padres hayan tomado la decisión libre e informada de que el niño o niña sea adoptado” si en los en los 3 territorios donde se encuentran emplazadas bandas mafiosas que venden bebés, posicionan sus negocios internacionales en base de la pobreza, la ignorancia y el hambre de la gente? ¿Cómo podríamos garantizar que una mamá que nunca fue a la escuela pueda ser capaz de conocer y estar debidamente “informada” sobre los términos de la ley y el destino de su hijo, si no sabe leer ni escribir?

Una ley contradictoria, anticonstitucional, que muestra cómo mínimo ignorancia supina de la realidad ya que desconoce que en Argentina las entregas legales de niños se efectúan tan sólo en un 25% y que el resto, el 75% está en manos de mafias establecidas en tres organizaciones multinacionales que administran la circulaciones de recién nacidos a través de transacciones comerciales para el envío de estas criaturas a destinos como la pornografía y la prostitución infantil, la explotación laboral, el desguace de órganos, la utilización de sus genitales para el transporte de droga y hasta para ritos satánicos.

Con la ley de este señor, ahora, el traficante intermediario tan sólo deberá esperar 45 días o mentir que ya transcurrió ese tiempo desde el nacimiento y luego justificar la entrega del bebé tan sólo con un acuerdo firmado de la madre, de que ella entrega voluntariamente a su hijo para ser adoptado y el destino de la criatura.

Una norma deshonesta que desmembra en pedazos a la Ley 26.061 que transformaba al niño en sujeto del derecho y consagraba el respeto y la veneración al Superior Interés de los más pequeños, que nunca debieran haber perdido.

Marcelo Feliú desde la aprobación de su ley, usted colabora de modo directo con destinos desgarradores a los que son enviadas estas criaturas. Si usted desea, nosotros le enviamos más información que entiendo lo sensibilizará, y de haberse interesado antes, muy probablemente, su ley hubiera sido otra.

Mientras tanto los mentores y fanáticos aplauden con una ansiedad inusitada, porque un equipo de fútbol salió el domingo pasado a la cancha, haciendo propaganda a este engendro, contrario no tan sólo a los recién nacidos sino al plexo integral del ordenamiento jurídico nacional .

Una vez más, los niños institucionalizados y los aspirantes a ser papás sentirán la frustración del paso del tiempo, sin que nada haya cambiado, sí y tan sólo sí, una nueva ley que favorece a los que ganan cifras monumentales, vendiendo pequeños como si fueran cabritos.

Texto completo de la ley

Escribió Julio César Ruiz


Tal vez te interese:

Por denuncia la SENAF Córdoba debe ser auditada

Por Redacción LAVOZ Nota fuente 10.11.2015 Está imputado un funcionario de una delegación provincial en Cosquín, quien apeló la decisión. También se cuestiona el estado de las residencias para menores en riesgo. Una causa por presuntas irregularidades en la entrega
Leer Más

Adopciones internacionales lejos de la historia rosa

  En Argentina es cada vez más difícil adoptar por un motivo muy particular que hasta el momento no ha conmovido a ninguna de las autoridades gubernamentales de estos últimos 200 años y es el siguiente: La incidencia del Poder
Leer Más