Adopción: Lo que los aspirantes deben saber

Publicado el 27/07/2015 por Julio César Ruiz

bebe

Cada vez resulta más difícil esconder a la sociedad del mundo que Latinoamérica se proyecta en cada instante como una de las proveedoras de recién nacidos más importantes del mundo.

Los aspirantes a adoptar se dividen entre el desconcierto por cuanto hace años que continúan inscribiéndose para ser padres y nunca los llaman y otros, una minoría que crece a pasos increíbles, que ante el pequeño umbral de frustración se derraman hacia el delito adquiriendo un bebé para hacerlo cumplir rol de hijos en sus casas.

Los gobiernos Latinoamericanos hacen la vista gorda y liberan zonas territoriales con mecanismos aceitados en donde todo está previsto, hasta hotelería para que este negocio sea como lo es….MONUMENTAL.

El encubrimiento de este negocio es necesario por cuanto, detrás de estas adquisiciones en donde están involucrados, ya sea por acción o por omisión presidentes, vicepresidentes, senadores, diputados, médicos, parteras, directores de hospitales, sanatorios, abogados, jueces, defensores de menores, policías, jueces de paz, escribanías, dueños de hoteles.

El mediático Papa Francisco ni siquiera menciona esta temática ya que muchos miembros de su Iglesia, obispos, sacerdotes, monjas, laicos y fanáticos conocen esta situación, encubren y lucran con ella de distintas maneras. La Iglesia Católica, Apostólica y Romana es participe necesaria de esta situación y su accionar, tiene idénticas metodologías de sustracción de bebés en todos los países donde se profesa dicho culto. Esta es la Carta que enviamos al Papa actual que jamás nos respondió.

Argentina también es proveedora, junto con toda Latinoamérica de recién nacidos para industrias tales como la pornografía y la prostitución infantil, el tráfico de órganos, la mendicidad, la utilización de sus genitales para el transporte de drogas y hasta para la utilización de sus cuerpos en ritos satánicos.

Una noticia venida de Bolivia nos muestra la naturalización de este negocio que afecta a los bebés y a los aspirantes a adoptar, muchos de ellos que siguen creyéndole a gobiernos involucrados en este negocios a través de funcionarios que asociados con delicuentes comunes se concentran en mafias de zonas liberadas y que actúan de día y a sabiendas de las autoridades de todo nivel.

Pero la verdad, indica que el instituto jurídico de la adopción va camino a su desaparición ya que tan sólo el 25% de entregas de recién nacidos es legal, mientras que el 75% restante pertenece a las circulaciones y transacciones comerciales de bandas entronizadas en territorios como éstos:

MADRES

Gobierno afirma que el delito crece por problemas socio económicos  y laborales en áreas rurales.

Al menos una decena de microclanes que se dedican a la trata y tráfico de personas fueron detectados en tres departamentos del sur del País, de acuerdo con un informe de inteligencia de la Policía Boliviana.

Estos grupos fueron detectados por entidades especializadas del Gobierno y la Policía, después que en 2011 el Defensor del Pueblo, Rolando Villena, denunciara la venta de niños y niñas hasta en 20 bolivianos por parte de comunidades potosinas.

El informe de inteligencia asegura que los microclanes se han consolidado en el entorno familiar de las víctimas y comunidades, donde gozan de impunidad por su afinidad con todos ellos y el poder económico que -algunos- ostentan para evadir a la Policía y la Fiscalía.

De acuerdo con el documento, estos grupos delictivos están integrados hasta por tres personas y tienen conexiones con Argentina y Brasil, principalmente, donde se requiere “sangre nueva”, señala el informe.

VENTA DE BEBÉS

La venta de bebés no ha sido percibida aún por las autoridades, pero en un anterior reportaje de La Prensa se estableció que la venta de niños, sobre todo en el norte de Potosí esta ya instaurada y son comercializados por montos que van de 3.000 y 5.000 dólares.

Según los datos, los traficantes de personas obtienen después ganancias de hasta un 200 por ciento por este ilícito negocio.

El informe policial sostiene que los niños eran vendidos -inicialmente- por 500 dólares, las víctimas son explotadas laboralmente en los campos agrícolas del norte de Argentina. Sin embargo, un funcionario de la Fiscalía de Potosí explicó que ahora son los propios campesinos potosinos quienes sacan réditos por la venta de los menores.

En cuanto a bebés se desconoce la cantidad de lactantes que fueron comercializados y su destino final.

Sobre este hecho, la directora general de Lucha contra la Trata y Tráfico de Personas, Melania Torrico, declaró que “hay rumores sobre la venta de bebés” pero que a la fecha no se ha oficializado formalmente denuncias en contra de los presuntos tratantes porque “son del mismo entorno familiar”.

La autoridad dijo que Bolivia avanzó en el control migratorio de niñas, niños y adolescentes, pero sobre todo de bebés quienes son los más vulnerables, de acuerdo con los informes extraoficiales que también tiene en su despacho.

“En estos últimos tiempos no se ha reportado de forma oficial casos de tráfico de bebés. Sin embargo, los traficantes están vulnerando los controles migratorios. Sobre todo de personas menores de cuatro hasta doce años. Salen sin ningún tipo de documentos”.

 CÓMPLICES

Para la Directora de Lucha Contra la Trata de Personas, y la misma Policía, los principales responsables para el tráfico de personas son los propios padres, quienes se han convertido en cómplices involuntarios. Las autoridades, ahora, pretenden llegar a los progenitores con tareas de prevención e información sobre este delito y sus consecuencias, señaló Torrico.

Recordó que la trata de bebés, al parecer, es más interno que externo. Dijo que hace poco se presentó un caso en Llallagua donde se evidenció que fueron los propios padres quienes promocionaron la venta de sus hijos. “No sólo se debe trabajar en la prevención, sino también la alternativa que se debe hallar para combatirlo y saber cuál fue la causa primaria del hecho”.

LOS PUNTOS SENSIBLES 

En tanto la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDD), identificó hace un año tres puntos sensibles para la trata y tráfico de personas.

De acuerdo con esa legación diplomática, Yacuiba y Bermejo, en Tarija, y Villazón, en Potosí, son las áreas más sensibles por donde los menores son seducidos y transportados para la exploración sexual o trabajo forzado en la Argentina.

Un vocero de la ONUDD declaró a La Prensa que la trata y tráfico de personas es el segundo delito más lucrativo después de las drogas, motivo por el que se implementó un proyecto fronterizo por la oficina de Iniciativa Mundial de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Trata de Personas (UN.GIFT en sus siglas en ingles) y está en funcionamiento en Yacuiba, punto fronterizo con la Quiaca, Argentina. La ONUDD y del Defensor del Pueblo afirman que este delito es cometido por organizaciones criminales operan principalmente en Oruro, Potosí y La Paz, de donde trasladan a las víctimas a Cochabamba y Santa Cruz para después sacarlas por Yacuiba, Bermejo y Villazón rumbo a Buenos Aires, Argentina,  para ser sometidos a trabajos inhumanos y vejámenes sexuales.

Melania Torrico explicó que Bolivia es considerado un país de origen y de tránsito en el tráfico de personas.


Tal vez te interese:

Abuso sexual y Trata de bebés – Diferencia de interés entre EE.UU y Argentina

El 16.02.2017, el actor Ashton Kutcher presidente y co-fundador de la organización no gubernamental Thorn fue invitado por el Congreso de los Estados Unidos para exponer sobre la creación de un software para localizar las víctimas de explotación sexual infantil en Internet,
Leer Más

Por denuncia la SENAF Córdoba debe ser auditada

Por Redacción LAVOZ Nota fuente 10.11.2015 Está imputado un funcionario de una delegación provincial en Cosquín, quien apeló la decisión. También se cuestiona el estado de las residencias para menores en riesgo. Una causa por presuntas irregularidades en la entrega
Leer Más