(Video) "El Tren de los Huérfanos"

Publicado el 25/06/2011 por Julio César Ruiz

A principios de la década de 1850 hubo miles de niños deambulando por las calles y callejones de la ciudad de Nueva York, hijos de inmigrantes, que por pobreza o epidemias, quedaron huérfanos.

Estaban sin dinero, sin hogar y hambrientos. Los periódicos se referían a ellos como “los árabes la calle” debido a sus formas errantes de vivir. En 1853, Charles Loring Brace, un reverendo protestante, fundó la Sociedad de la Infancia de la ayuda, que tenía como propósito reunir a estos niños y llevarlos en tren hasta el centro-oeste de Estados Unidos, donde esperaba sean adoptados.

Reverendo Charles Loring Brace, ideólogo del tren de los huérfanos

de esta manera, más de 250.000 niños fueron enviados a destinos inciertos, para ser comprados como esclavos por el mejor postor, entre 1854 y 1930. Muchos fueron visto, como mano de obra barata y otros utilizados en distintos tipos de abusos. Muy pocos lograron ser ubicados en hogares que los amaron.

En la mayoría de los casos, los niños nunca fueron consultados e inclusos eran metidos en los trenes por la fuerza y hasta separados de sus hermanos y enviados a distintas direcciones.

Estas operaciones fueron realizadas con el conocimiento, la colaboración y la aprobación de sacerdotes, monjas y altas autoridades de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Los niños llegaban a los andenes, se formaban en fila y esperaban ser elegidos. Una historia escondida, para que no se conozca, pero rescatada para que llegue a conocimiento de todos.

Los niños, siempre fueron el formato que se podía romper, denigrar, esconder, utilizar, abusar. Observe este video histórico que debe ser difundido.

If you can see this, then you might need a Flash Player upgrade or you need to install Flash Player if it’s missing. Get Flash Player from Adobe. This error may appear if the URL path to the embedded object is broken or you have connectivity issue to the embedded object. Powered BY XVE Various Embed.

Escribió Julio César Ruiz

Tal vez te interese: