Iniciativa contra el Tráfico de Bebés

Publicado el 14/05/2010 por Julio César Ruiz

Diario La Nación Editorial II 20.04.2010

Es conocido el infame tráfico que se genera con bebes recién nacidos cuyos padres no los inscriben de inmediato y, en cambio, los ceden para que sean registrados a nombre de adoptantes irregulares o adquirentes de esas desprotegidas criaturas.

El procedimiento de la anotación normalmente está a cargo de los padres, quienes concurren al Registro Civil con el certificado del médico o la partera, extendido por el hospital. En territorio bonaerense se calcula que nacen 250.000 niños por año, de los cuales el 70 por ciento lo hace en hospitales públicos.

En el Ministerio de Seguridad bonaerense funciona el Grupo de Trabajo sobre Tráfico y Trata de Personas, cuyos profesionales elaboran propuestas y sugieren ideas para combatir dichos delitos. Una de ellas consiste en un nuevo sistema de emisión de certificados de parto que llevarán un número único y un holograma de seguridad similar al de las tarjetas de crédito. La oblea que se usará tendrá dos partes, con el mismo número. Una de ellas se pegará en el certificado de parto, con el cual se podrá tramitar el documento de identidad del niño; la otra se agregará al libro de nacimientos del hospital o clínica. Todos estos datos, incluido el del profesional que actuó en el parto, estarán informatizados y bajo el control de las autoridades de la salud.

En forma simultánea, comenzarán a funcionar 17 delegaciones del Registro Civil y de la Capacidad de las Personas en hospitales que cuentan con maternidades, a fin de que los padres puedan inscribir en forma inmediata a sus hijos recién nacidos. Se buscará evitar así que la falta de identificación rápida de las criaturas pueda favorecer maniobras que permitan su comercialización o la adopción irregular. El sistema debería complementarse con la obligación del hospital de exigir la constancia de la inscripción antes de otorgar el alta a la madre o, en su defecto, hacer la denuncia del nacimiento en la delegación de Registro que funcionará en el hospital. Esta debería ser totalmente gratuita, pues existen localidades en que la estampilla o derecho fiscal impide la inscripción.

Así, cabe esperar que este sistema sea una contribución positiva para eliminar los problemas conocidos, asegurando un derecho natural fundamental como es la identidad de las personas y poniéndoles fin a las situaciones que pueden lesionarlo de una manera u otra.


Tal vez te interese: