LA LEY ¿TERMINA CON EL TRÁFICO HUMANO?

Publicado el 21/12/2009 por Julio César Ruiz

leydetrata

TENER LEY NO ES UNA VENTAJA

La representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Gabriela Rodríguez, expresó que Chile, está en deuda, por no tener Ley contra la Trata de Personas.

Nadie debería sentirse mal, por que un Pueblo, no tenga una ley determinada, porque resulta necesario, primero otras cuestiones, que comunmente, no son consideradas, por cuanto, es más cómodo pensar en que una Norma resolverá tragedias humanas como el Tráfico Humano, cuando en realidad, las Cámaras Legislativas, están repletas de leyes, que nadie, lee, ni recuerda, ni respeta, ni ejercita.

La gravedad institucional de la trata de personas y sus consecuencias de explotación de todo tipo, hace que meditemos una pequeña reflexión.

La ley ese escrito que muchos ansían, es nada más que la cristalización de un deseo, volcado en un papel, que tipifica una conducta y la declara antijurídica, según dicen…para el temor de los Malos.

Se activa, exclusivamente cuando un Juez, busca su cometido. Si ello no ocurre, esa Ley, aprovecha para dormir con pusilanimidad y picardía, ante los oídos sordos de los Buenos, o queda moribunda por el desinterés del desuso.

Pero, siempre será tan solo eso, un recurso, una herramienta que va absolutamente galvanizada, con que ese País, tenga como interés Supremo, una política de los Valores Humanos, en una declaración pública, coherente y efectiva de lo que ha decidido defender, y amparar de sus subordinados, a cuenta y riesgo de cualquier cosa.

Si la desaparición de personas no es importante para ese Pueblo, por desinterés o ignorancia, el Príncipe, aprovechando la oportunidad que tiene su pereza o su interés particular, no las escribe ni menciona en las agendas públicas, o quizá sí, pero tan sólo para la mostración, alabanza y ostentación internacional, que defiende los Derechos Humanos.

A dicha infamia de alto grado de Inmoralidad política, la completan y ponen en práctica algunos interesados, que se dan cuenta de ese “error” , y aprovechando el vacío de tal Inhumanidad, comienzan a enriquecer su patrimonio, con el sufrimiento de los inocentes, el silencio de los Buenos, la angustia de unos pocos, pero siempre… a la vista de Todos.

Escribió Julio César Ruiz

Tal vez te interese: