Robinson Crusoe abusador en Buenos Aires

Publicado el 21/07/2010 por Julio César Ruiz

Hay un “Robinson Crusoe” abusador en Buenos Aires dando teatro para niños

Fue condenado por haber abusado sexualmente de su hija, cuando tenía 18 meses y hace teatro para niños en Buenos Aires

Rodolfo “Rodi” Bernárdez

20 de Julio de 2010 | Rodolfo “Rodi” Bernárdez abusó en reiteradas oportunidades de su beba de 18 meses. Luego de que fue descubierto, lo condenaron a tres años. Pero apeló y está libre.

Rody Bernárdez actúa en una obra para niños, estando condenado por abuso de menores. El fin de semana pasado, Rodolfo “Rodi” Bernárdez estrenó una obra infantil en Vicente López, Buenos Aires. Sin embargo, en 2005, el hombre abusó de su beba de 18 meses.

El 7 de julio de 2009, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 5 de San Isidro lo condenó a tres años de prisión por la violación. Pero a Bernárdez, el fallo parece no haberle cambiado la vida.

El sábado, “Rodi”, como lo llaman sus amigos, estrenó la obra de teatro para niños Robinson Crusoe, en La Bodega del Teatro, la sala ubicada bajo una de las tribunas del estadio del club Platense, en Vicente López.

María (madre de la nena) relató que el primer episodio que le llamó la atención fue cuando descubrió a su hija desnuda y orinada sobre la cama. Apoyado en el placard, Bernárdez miraba a la niña cruzado de brazos. “Quería verla haciendo pis”, respondió cuando ella le preguntó qué pasaba.

Ella comenzó a notar que cuando su hija volvía de pasear junto a su padre, estaba muy molesta. Antes de cumplir los dos años, la nena tuvo una infección urinaria, dejó de comer y de jugar con sus juguetes. María llegó a pensar que la beba era autista, porque se quedaba mirando la pared durante varios minutos.

Pero el hecho que disipó todas las dudas ocurrió en octubre de 2005. Ese día, María vio que Bernárdez se despedía de su hija con un beso en la boca. La niñera le dijo que eso era común, pero que nunca había dicho nada porque no quería meterse en asuntos de familia. Allí comenzó la lucha de María, que duró cuatro años, en los que llegó a ser denunciada por él por no dejarla ver a la beba.

El año pasado la condena lo alejó de su hija –los jueces le impusieron una restricción para verla durante cuatro años–, que ahora tiene seis años y sigue bajo tratamiento psicológico. Pero Bernárdez apeló el fallo y sigue en libertad.

ULTIMO MOMENTO 10,37 HORAS DEL DÍA 21.07.2010 cancelaron la obra de teatro.