Santa Fe: Adopción, burocracia y encubrimiento oficial

Publicado el 14/02/2018 por Julio César Ruiz

Encontramos en un diario de Santa Fe (La Capital) un artículo escrito por un señor de nombre Alejo Vercesi sobre la adopción, que a nuestro criterio merece algunas aclaraciones para que llegue a las personas con mayor objetividad o al menos con opiniones que den más luz al documento a pesar que lo compartimos en casi toda su extensión.

Este es el artículo original el que vamos a comentar con color bordó a continuación de cada párrafo que interpretemos merezca alguna aclaración o información más detallada.

El artículo del señor Alejo Vercesi forma parte de Cartas de Lectores del diario La Capital de Santa Fe y se titula:

Adopción versus burocracia

“No puedo entender el motivo por el cual el gobernador Miguel Lifschitz vetó una ley que aceleraba el proceso de adopción.”

Sr. Vercesi: Un gobernador no puede de ninguna manera generar ningún tipo de ley, decreto o disposición para acelerar los trámites de adopción por cuanto dicho instituto se encuentra regulado por el Código Civil y Comercial cuya competencia, en lo legislativo le corresponde exclusivamente al Congreso de la Nación Argentina.

La única ley provincial podría tan sólo modificar el código de procedimiento interno para mejorar los métodos con que se administra el proceso de la adopción, cuestión que Santa Fe no precisa por cuanto tiene demoras por otros motivos que lo explicamos a continuación:   

Santa Fe forma parte de las provincias que conforman la primera de cuatro regiones infectadas por mafias dedicadas a la trata de recién nacidos de Argentina. En este sentido con la pusilanimidad que han demostrado sus funcionarios de todas las épocas, inclusive los actuales se han transformado muy probablemente a conciencia como lo vamos a demostrar más abajo en colaboradores por omisión de una cuestión que ha trascendido las barreras del delito para transformarse en una desgracia humana, fundamentalmente por los destinos inconfesables a donde son enviados los bebés.

Sr. Vercesi, el Estado argentino a través de los Poderes Judiciales hace entregas legales de bebés tan sólo en un 25%. El resto, el 75% son circulaciones a través de transacciones comerciales de bandas compuestas por delincuentes comunes asociados a funcionarios públicos.

Esta situación genera un resultado obvio en la tardanza siendo el verdadero motivo de ello ya que…

Cada vez llegan menos bebés a los Juzgados de Familia para ser dados en adopción.

Como podrá advertir esa cuestión no se neutraliza modificando el Código Civil y Comercial, ni con alguna ley provincial de mejora del procedimiento de la adopción, sino con la aplicación del Código Penal Argentino que otorga herramientas simples, claras y contundentes para combatir este flagelo desde el año 1921.   

Lo más cruel de esta circunstancia que Ud. señala son los políticos, los funcionarios y hasta la propia Corte Suprema de Justicia, en este caso de la provincia de Santa Fe, que junto a Ricardo Silberstein, Ministro de Justicia y Derechos Humanos de esa provincia se asocian para mentir y encubrir la compra venta de bebés en ese territorio. Una prueba de ello es el audio de una entrevista radial del día 19.12.2016, ofrecido a Diario Uno del día 19.12.2016 –  FUENTE: PRENSA GOBIERNO DE SANTA FE/ LT10)  (Escuchar Audio 

Los políticos, los funcionarios, Ricardo Silberstein y la Corte Suprema de Justicia conocen la temática de la trata de bebés que sufre Santa Fe y a pesar de ello este ministro alude a que “está prohibida la adopción directa” cuando él sabe que es el único método que utilizan las mafias para cometer las cadenas de ilícitos que continúan luego de la apropiación de un bebé.

Este ministro no puede decir que no sabía de estos delitos de lesa humanidad a los que nos referimos. Sus mentiras y encubrimiento quedan claros porque toda la Argentina ya los conoce oficialmente y de la boca de un ex gobernador cuando lo aceptó públicamente.

  

Y resultan sumamente confiables las palabras del ex gobernador Binner, ya que lo dijo a pesar de la denuncia nunca esclarecida que lo identificaría al Dr. Dante Binner, su propio hermano en este comercio.

Otros artículos sobre el particular:

Ud. Sr. Vercesi continúa diciendo…

“Niños que necesitan imperiosamente actos de amor y familias y personas deseosas de prodigárselos deberán esperar nuevamente. ¿Cuáles son las causas invocadas para retrasar una vez más el afecto de personas hacia los niños abandonados a su suerte?”

Sr. Vercesi compartimos su opinión pero a nuestro criterio merece una aclaración más:

Todas las palabras arriba encomilladas dichas por Ud. deben estar dirigidas a los políticos, funcionarios y los miembros de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe porque resultan ser los partícipes necesarios, por omisión para la comisión de estos delitos de lesa humanidad que tanto indignan a la Sociedad. 

Ud. Sr. Vercesi continúa diciendo…

“Cada día que transcurre en la vida de los mismos, sin contar con una familia o persona con quien iniciar una vida nueva, es una cuota de frío propinada a los pequeños corazones que esperan ser adoptados. La adopción es un acto sublime de amor a aquellos que desean ser padres por convicción y dar cariño hacia los niños.”

Aunque entendemos sus deseos cabe hacer una última aclaración más: La adopción no es un acto de amor y menos sublime, es tan sólo un derecho exclusivo del niño que tiene ese privilegio por tan sólo el hecho de nacer. Los padres en cambio  no tienen asistencia de ninguna clase, menos aún jurídica en este aspecto toda vez que tampoco tienen el deber de procrear.

Excluimos de comentarios los párrafos de color naranja por cuanto su texto está relacionado con las observaciones que hasta acá hicimos, pero completan su original.  

Sr. Vercesi nos ponemos a su disposición para una mayor información y provisión de cualquier material relacionado con la temática de la trata de bebés en Argentina que entienda, pueda completar su información. Desde ya muchísimas gracias.

Ud. continúa y finaliza diciendo…

¡Señor gobernador, con todo respeto hacia su investidura y persona, me permito interpelarlo para que explicite cuáles son los fundamentos y motivos que lo llevaron a vetar una ley que aceleraba el lento y engorroso proceso de adopción en nuestra provincia! En el momento de escribir estas líneas leo en este diario, la resolución de un juzgado que no permite a una pareja la adopción de un niño de tres años de edad. Esta familia se había inscripto como familia sustituta y sólo podía tener al niño durante seis meses en carácter de guarda, y luego restituirlo a las autoridades correspondientes. Ocurrió que el Estado se “olvidó” al parecer de reclamar al niño transcurrido ese período de tiempo y la familia lo siguió criando durante dos años. Ahora tiene tres años de edad y el juzgado le ordena a la familia que lo restituya. El niño ya había establecido fuertes vínculos afectivos con los integrantes de la pareja a quienes llama papá y mamá, y sufrió una crisis de llanto cuando fueron a buscarlo al domicilio para llevárselo. Los que resaltan la importancia del “interés del niño” debieran saber qué durante los tres primeros años de vida se producen los cambios biológicos, neurológicos y psíquicos más importantes que moldearán al futuro adulto. Es de una crueldad solo vista en la especia humana la resolución tomada por este juzgado que arrancó de los brazos de la familia citada a este niño. Es de esperar que nuestra legislación privilegie la necesidad de los niños a ser adoptados, de recibir el afecto de los padres adoptivos que se ofrecen para tal sublime acto de amor.

Alejo Vercesi – vercesialejo@gmail.com

Las palabras en bordó fueron escritas por Julio César Ruiz

fundacion@adoptar.org.ar 

www.adoptar.org.ar


Tal vez te interese:

El desenterrador

Introducción Todos los hechos, circunstancias y documentos que forman parte de estas editoriales fueron vividas en Añatuya ciudad cabecera del departamento General Taboada, 90 km al sudeste de la provincia de Santiago del Estero en la República Argentina en oportunidad
Leer Más

Trata de bebé entre Argentina y Paraguay

  Ana Isabel Osorio de nacionalidad argentina, 21 años de edad fue detenida el 6 de mayo pasado cuando transportaba desde Asunción a Encarnación, un bebé cuyos documentos falsificó. Gracias a una denuncia anónima el Fiscal Díaz junto a la
Leer Más