Fundación Adoptar - De desnudos, pete’s y culiao’s
Sin-título3

De desnudos, pete’s y culiao’s

Nota completa Cualquier desprevenido que leyera esta noticia posiblemente estará en desacuerdo con la decisión de la justicia de Estados Unidos, aún más, le parecería una locura que se pueda meter presa a una nena por considerar que cometió un
Leer Más

Grooming-y-Sexting

Actualizarse…otro derecho-deber de la patria potestad

Los depredadores sexuales son aquellos de los cuáles nadie se cuida y por ello ni siquiera precisan ser sigilosos para conseguir sus presas, ya que cuentan con la ignorancia de sus procedimientos por parte de los padres o cuidadores y
Leer Más

llora

(Video) En qué idioma podríamos comprenderlo

Aún observo por las calles de las ciudades, niños pequeños solos en las veredas en las plazas y alejados de sus padres o cuidadores. Los mensajes de Missing Children son tomados como dirigidos tan sólo a especies de padres a
Leer Más

mapalatin

Gobernadores argentinos funcionales a la trata de bebés

Quiénes son los responsables directos de la existencia del tráfico y la trata de recién nacidos en Argentina El Código Penal argentino condena no tan sólo al que ejecuta una acción delictiva, sino también a aquel que pudiendo haberla evitado
Leer Más


Historia del presidente

Un ejemplo a NO seguir

Julio César Ruiz

Presidente fundador
Fundación Adoptar

Este sitio desea volcar las experiencias de una pequeña historia de amor. Quiere ser un instrumento para colaborar en situaciones difíciles por las que algunas personas, ofuscadas por el temor, por la desconfianza o el descreimiento en el amor, reaccionan desesperadas, sin saber, sin entender, qué les está ocurriendo.

Julio César Ruiz se define a sí mismo como un modelo. Nació en la norteña provincia de Tucumán, Argentina a principios del año 51 o a fines del 50 bajo circunstancias no completamente claras. Hijo extramatrimonial de un médico rural y de la enfermera que lo ayudaba en el precario hospital, fue entregado a una familia de la ciudad que lo crio ocultándole sus orígenes. Repitió algunos cursos de la primaria, por malas notas alguna vez y por una larga hepatitis en otra oportunidad. La secundaria la terminó a los 35 años y la carrera de abogacía la dejó a la mitad. Tuvo un puñado de trabajos, fue taxista, mozo de bar, empleado de comercio vendiendo artículos para el hogar, personal jerárquico en la empresa de energía eléctrica de su ciudad y finalmente se jubiló muy joven por invalidez luego de un infarto. Se casó dos veces y tuvo más de media docena de hijos y desde el año 2000 aboca su vida a la defensa de los derechos del niño, a la investigación de temáticas relacionadas con la niñez, a asesoramiento en adopciones y a sanar a través de todo ello, una propia infancia herida, una adolescencia rebelde y una adultez que estuvo marcada por la búsqueda y encuentro de sus propios orígenes biológicos. Julio César Ruiz se define a sí mismo como un modelo... que no hay que seguir.

Leer Más