Adolf Rubinstein: Ya no se mata como antes

El personaje de la imagen podríamos llamarlo “Adolf” Rubinstein es médico “de familia” y Ministro de Salud de la Nación Argentina quien justifica públicamente su posición a favor del aborto, explicando que en realidad ya no se mata como antes, que ahora los abortos no se hacen con cucharita sino con la cánula de una aspiradora o con un compuesto de dos medicamentos que aún “en Argentina no están autorizados”, como lo dice el mismo.

El nivel intelectual por el que ha recorrido la discusión de semejante tema da por tierra cualquier posibilidad de que nuestros jóvenes vivan y se desarrollen en un país con sentido común, con educación con pensamientos constructivos para una mejor calidad de vida, donde aún las autoridades siguen creyendo que la educación sexual de nuestros hijos debe proveerla la escuela, cuando es un derecho/deber de la mamá y el papá de cada hogar.

El ejemplo de ello lo plasma este médico argentino, que con una sonrisa propone matar a un niño como solución a lo que llama “un problema de salud pública”, sin advertir, que la mayoría de la población resuelve a diario esta cuestión adquiriendo métodos anticonceptivos y explicándole a sus hijos como se llega de manera más conveniente a un encuentro sexual.

Un funcionario responsable de la salud pública que nos toma por ignorantes, mintiendo que la sociedad está dividida entre los que cargan pañuelos verdes y los estúpidos.

Video de la explicación inexplicable

Para sacarnos la duda, ahora veamos, qué dice sobre como se mataba antes y ahora, por una opinión emitida en una entrevista realizada a Bernard Nathanson, el Rey del Aborto, autor del documental: El Grito Silencioso”

Usted, sea del color que sea, luego de ver esto, saque sus propias conclusiones, en especial sobre el nivel intelectual de los que administran nuestro país y tendrá la certeza del lugar en donde vive.

Escribió y editó Julio César Ruiz

¿Encontraste lo que buscabas?

Caso contrario, intenta escribiendo tu busqueda en el recuadro de abajo