El derecho a la identidad de los idiotas

De distintas maneras, expliqué, que las personas apropiadas al momento de nacer, no fueron vulneradas en su derecho a la identidad, ya que dicho término alude sólo a estar fichados, por ende, si Ud. tiene nombre, apellido y DNI, no siga buscando su identidad, ya la tiene.

Lo que ocurrió en su nacimiento es que el bien jurídico que debió protegerlo es el Derecho Natural que tenía, a ser hijo de sus padres o padres de sus hijos y ello no ocurrió, porque desde la conquista de América, en Argentina, nunca existió una ley que diga, que lo que usted y millones de argentinos sufrimos, sea delito.

Por eso se encontrará con taimados que lo invitarán a iniciar masivas acciones judiciales, contra no se sabe quién. Presumidos de su propia estupidez, que les colocarán batitas en las manos como sus fetiches para alimentar sus egos. Feligreses plantando papelitos con sus datos en los intersticios del muro de los lamentos de cada red social o infames, haciéndose eco de malicias, que durante más de 30 años quisieron hacernos creer, que sólo había 400 bebés desaparecidos en Argentina y que era lo único que había que buscar.      

En esa selva, también se encontrará con especies en extinción, que siguen dudando que en Argentina robar un bebé no es delito, aunque para calmar su incertidumbre sólo basta con saber leer, para advertir la dramática perversidad de nuestro Código Penal. 

Mientras tanto, cada vez quedan menos viejos, para ofrecer algún vestigio de algún origen, que pudiera quedar en el rincón de alguna cajonera, en algún pelo blanco deseoso de recordar o en la necesidad de despojarse, de aquel tremendo secreto que toda su vida lo obligaron a callar. 

Begoña de Gomar, con todo su encanto español, levantó su voz, para denunciar el robo de bebés en España, tal cual ocurre en 13 de las 24 provincias Argentina y señala, con absoluta precisión cuál es la verdadera vulneración jurídica a la que nos sometieron, aquellas manos a las que llama malditas, cuando al nacer nos imposibilitaron, lo que la Naturaleza, con toda su
potencia y sencillez había decidido.

Escuchemos la canción, mientras reflexionamos qué es lo que queremos buscar o encontrar, o quizá dejarnos de joder y reencontrarnos con la única vida que tenemos para vivir.     

Éxitos

Escribió Julio César Ruiz 

¿Encontraste lo que buscabas?

Caso contrario, intenta escribiendo tu busqueda en el recuadro de abajo